Lunes, 19 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Volverán a postular

Por un traspié administrativo, Hospital de San Javier no logró acreditarse en calidad

La acreditación constituye una política pública transversal que busca garantizar a los usuarios de la salud pública y privada, el cumplimiento de estándares de calidad, que se traducen en mayores y mejores niveles de seguridad en la atención sanitaria

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 12 de Mayo 2016

SAN JAVIER.- Los más de 200 funcionarios que tiene el Hospital de San Javier estaban esperando con ansias la resolución de la Superintendencia de Salud que daría el visto bueno a la acreditación del recinto como Prestador de Atención Cerrada. Pero resulta que el 6 de mayo, cuando recibieron el informe, éste decía que no cumplía.

La desmoralización para la comunidad del hospital fue evidente, pues venían trabajando en este proceso desde el 2009, pero con mayor énfasis, estos últimos tres años. De hecho, según explicó la directora Gisela Krause, se habían sometido de forma voluntaria a la evaluación de acreditación, pero resulta que habiendo entregado todos los antecedentes que solicita el riguroso proceso, la empresa externa a cargo de la evaluación, Gesalud Limitada, no tomó en cuenta uno de los documentos, y solo bastó eso para negársele el reconocimiento que otorga la Superintendencia de Salud.  

“Desde el 2009 comenzamos hacer la socialización con los funcionarios para que se trabaje en el concepto de calidad. Todos los hospitales queremos poner la estrella de la acreditación. Durante la evaluación con la empresa no hubo problemas con nuestros documentos,             porque ellos tienen mandatado por la Superintendencia que si tienen alguna duda que ponga en peligro la evaluación, debe haber una reunión y se debe aclarar el proceso. Entregamos los documentos y no hubo retroalimentación de la empresa”, explicó la directora.

Sin embargo, Krause agregó que fue después de cinco meses y cuando ya tenían el resultado negativo en mano, que se dieron cuenta que en todos los procesos habían cumplido, menos en uno donde el hospital entregó dos documentos, de Antigüedad y Gestión Clínica, el primero era por cuatro meses y el segundo por seis que es el requisito, pero Gesalud Limitada sólo tomó en cuenta el primero.

 

INVERSIÓN PERDIDA

Tres millones de pesos costó el proceso de acreditación para el Hospital de San Javier, pero dicho monto se perdió con este traspié. La directora aseguró que después de motivar nuevamente al equipo, se pondrán a trabajar nuevamente en el proceso e invertirán nuevamente la suma. Esperan que ésta vez sea menos complejo y más expedito lograr el reconocimiento, estimando  que de aquí a fin de año, lograrán contar  con la máxima evaluación, pese a que en este primer intento cumplían con un 87%. Eso sí, no será la misma empresa evaluadora.

 

 

Superintendencia de Salud

El agente regional de la Superintendencia de Salud, Alejandro Pino explicó que “el hospital de San Javier estaba solicitando la acreditación en forma voluntaria, no es obligatorio por ahora para los hospitales de baja complejidad. Sí, será obligatorio a partir del 1 de enero del 2019, por lo que puede volver a presentarse en los próximos meses y estamos seguros que se podrá acreditar, pues en esta oportunidad estuvo muy cerca de lograrlo”.

La autoridad recalcó que “la característica incumplida en este caso, no es compleja, por eso nos llama la atención que no se acreditara”. Pino indicó también que el proceso de acreditación “y nuestro estándar de calidad es muy riguroso y no hay espacios para interpretaciones. Las características obligatorias son básicas y es nuestro deber, asegurar la calidad de la atención a los pacientes, es un derecho irrenunciable y otorga equidad al sistema público y privado”.

Volver

Comentarios