Miércoles, 23 de Mayo de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
“Guaguateca” en Feria del Libro Infantil y Juvenil de Talca

Primeros tres años de vida son la mejor etapa para estimular a los niños

La motivación temprana les permite desarrollar habilidades sensoriales, motrices y sociales. En esta tarea las actividades lúdicas son fundamentales

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 02 de Octubre 2017

TALCA.- La mejor estimulación se practica entre los seis meses y tres años de edad. A propósito de la 11° Feria del Libro Infantil y Juvenil de Talca 2017, la sala de juegos del Espacio Libro, dispuesta en la alameda Bernardo O´Higgins, sirvió de espacio para que padres e infantes conocieran cómo aprender mientras se juega.

Esto, como parte del taller denominado “Guacuateca. Estimulación para la Primera Infancia”, el cual fue impartido este domingo por la educadora de párvulos y especialista en perfeccionamiento en Áreas Montessori, Ángela Pérez, quien destacó la  importancia de aprovechar los primeros meses de vida de los niños, etapa  significativa en la que no solo comienzan a caminar y a hablar, sino que descubren un mundo colmado de fantasías y realidades, las cuales aprenden a distinguir.

“Tienen una capacidad superior de aprendizaje, en comparación con el resto de las etapas de crecimiento, sumando la adultez (…) En sus primeros años de vida, son una esponjita”, comentó la especialista, quien detalló que los infantes deben ser estimulados en las áreas sensorial, sentimental, emocional y social, fundamentales en  su desenvolvimiento como personas.

Apuntó que los ambientes hostiles reprimen la personalidad de los niños y que contrario a un contexto de problemas y conflictos, los niños necesitan constante estimulación positiva.  Por ello, enfatizó que el cuidado de los niños no solo comprende alimentación y vestido.

Al consultarle si las familias chilenas atienden a la importancia de una estimulación temprana, Pérez acotó que el mundo actual, en el cual “mamá tiene que salir a trabajar”, ha limitado que los padres, en su rol fundamental, apliquen el apremio necesario. Sin embargo, destacó el trabajo que se realiza en salas cunas y guarderías públicas y privadas, que a través de diversas actividades de cuidado aportan al desarrollo de los infantes en áreas importantes.

Sin embargo, Pérez recordó que los niños pueden ser estimulados desde que se encuentran en el vientre de su madre. Esto a través de música, charlas, cuentos y otras actividades que le permitirán entrar en contacto con el mundo exterior que luego descubrirá.

 

TODO PERMITE

ESTIMULAR

La especialista en educación de párvulos compartió con los niños y sus padres diversas actividades lúdicas a través de las cuales mostró que, a partir del juego, es posible aprender y conocer todo un mundo de realidades.

Agregó que todos los materiales disponibles son herramientas fundamentales para el estímulo temprano. En este sentido, refirió que los guantes desechables, botellas plásticas de agua, cajas de cartón, pipetas, arena, purpurina, harina de trigo y otros, son materiales que permiten crear actividades e instrumentos para el desarrollo de las facultades motrices, sensoriales y sociales de los niños

“¡Wow, mira estos animales!”, comentaban los niños a sus padres, mientras conocían texturas y formas, a través de instrumentos fáciles de replicar en casa.

Rosmir Sivira

 

Volver

Comentarios