Miércoles, 15 de Agosto de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
En Universidad de Talca y Católica del Maule

Propuestas y temores en torno a la condonación del CAE

Mientras en el país es un tema relevante en las campañas políticas, en la región, actores de la educación lo abordan con argumentos técnicos.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 05 de Diciembre 2017

TALCA.- Tanto como la gratuidad, la condonación del Crédito con Aval del Estado (CAE) se ha transformado en un tema álgido en la actual campaña electoral. Mientras Sebastián Piñera ha levantado como bandera la gratuidad para los Centros de Formación Técnica; el candidato Alejandro Guillier ha dicho que aplicará la condonación al 40% de los deudores del CAE.
La voz del Gobierno se escuchó a través de las declaraciones que dio el ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, quien indicó recientemente que “no es algo que no se pueda estudiar, es factible”.
Convertido ya en debate público, desde la Universidad Católica del Maule, su rector, Diego Durán, indicó al respecto que “yo no creo en la postura de condonar todo, porque estrictamente no sabemos ni conocemos la realidad de cada uno de los estudiantes, pero a lo mejor sería interesante evaluar la posibilidad de asemejar o comparar ese crédito con lo que sería el Fondo de Crédito Solidario por ejemplo, y hacer un análisis particular de cada uno, y aquellos que ya pagaron sus carreras, incluso con un interés moderado, condonar lo que queda por pagar”.
Dijo además que a su parecer habría una voluntad transversal de “abordar este tema de la manera más adecuada posible”, tema que valoró en tanto “hay muchos estudiantes que han pagado su carrera más veces de las que estrictamente correspondía si no hubiesen tenido CAE o si hubiesen tenido otro tipo de ayuda o financiamento”.

UNIVERSIDAD DE TALCA
En tanto, desde la Universidad de Talca, el vicerrector de Gestión Económica y Administración, Hugo Salgado, parte por recordar que el Gobierno compró parte de la cartera específica, por lo que, con lo que resta, “el gasto adicional que tiene que hacer no es tan elevado”.
El aspecto que él considera grave en este tema es “cuando uno le abre la puerta a la condonación del CAE, también empieza a abrirle la puerta al fondo solidario, o a los créditos que las mismas instituciones les entregan a los estudiantes”.
Plantea que esto “sí podría ser perjudicial para algunas universidades, en particular para una universidad como la nuestra donde hay un porcentaje importante de estudiantres que tienen deudas con el Fondo de Crédito Solidario, que es el que va a permitir probablemente en el futuro financiar los aranceles de los estudiantes que pierden gratuidad. Como sabemos la gratuidad no va a cubrir toda la duración de la carrera -eso es por lo menos lo que se ha presentado hasta ahora- y hay un número importante de estudiantes que por distintas razones pierden la gratuidad”.

DEVENIR DEL CAE
Desde un punto de vista técnico, el director del Instituto de Investigación y Desarrollo Educacional de la Universidad de Talca, Sebastián Donoso, recordó que el origen del CAE fue que en el 2005 “el sistema de educación superior había agotado las formas de financiamiento existente, y se requería de otros soportes para integrar a la población más vulnerable”.
Lo que pasó, según su visión es que “el diseño técnico del CAE -en su momento- adoleció de problemas sustantivos, uno de los cuales fue la alta tasa de interés, más todos los tecnicismos de compra y recompra de la cartera de deudores y sus seguros que encarecieron este producto y generaron una gran ganancia para los bancos”.
Lo que sucedió a continuación, sigue, es que “las familias se endeudaron pensando que sus hijos terminarían sus estudios y obtendrían trabajo prontamente, lo que no ha ocurrido, y si bien el sistema tiene salvaguardas que les protegen no siempre es así, porque el CAE cubrió en muchas oportunidades una parte del costo de estudiar y las familias debieron endeudarse mucho más allá”.

En cuanto a la posible condonación, opina que deben establecerse prerrequisitos, lo que deben estar fundados en las causales de no pago, el monto de las deudas y los antecedentes socioeconómicos del grupo familiar, no obstante, siempre es importante que quede claro que una parte de la deuda, por ínfima que sea ha de ser pagada”.
Daniela Bueno

Volver

Comentarios