Viernes, 22 de Junio de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
La puesta en marcha de la iniciativa fue anunciada en cadena nacional

Proyecto de Nueva Constitución tensa debate político a días del cambio de mando

La presentación del proyecto ha recibido fuertes cuestionamientos por parlamentarios locales de la centroderecha. Desde la futura oposición, en tanto, respaldaron la iniciativa, aunque reconocieron lo tardío del envío.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 07 de Marzo 2018

TALCA.- ”Hoy tenemos un texto constitucional ilegítimo en su origen, con un conjunto de reformas válidas, pero sin coherencia con el resto de las disposiciones”.
Con estas palabras la presidenta Michelle Bachelet anunció -en cadena nacional- que enviaría al Congreso Nacional el proyecto de reforma de Nueva Constitución Política de la República.
La presentación de la jefa de Estado, realizada a solo días del cambio de mando, generó inmediatos cuestionamientos del mundo político.
Desde el plano local, la centroderecha mostró sus desacuerdos, en tanto la centroizquierda destacó el gesto de la mandataría, siendo uno de los compromisos de gobierno, aunque reconocieron que el proyecto debió ser presentado tiempo antes.

 

“CONSTITUCIÓN
DE LA DICTADURA”
La puesta en marcha del proyecto representará un desafío para la futura oposición, según explicó el senador electo Álvaro Elizalde (PS).
“Chile merece una nueva Constitución nacida en democracia, es lo que corresponde a un país que aspira tener una democracia con mayúscula. Ahora, obviamente el próximo gobierno no tiene un compromiso en esta materia, el ‘Piñerismo\' más bien es renuente a una nueva discusión”, aseguró.
La disposición de legislar por este proyecto también es compartida por el diputado electo Alexis Sepúlveda (PR), quien además rechazó los cuestionamientos de la derecha. “A mí me sorprende escuchar de la derecha ácidas críticas con respecto al gobierno de Maduro y del proceso que ha realizado, pero pareciera que les gusta la Constitución de la dictadura de Pinochet, cuando se trata de los temas de Chile pareciera que no es el mismo criterio”, dijo.
Para Sepúlveda esta iniciativa es “un desafío clave para la derecha”, para cumplir las promesas de campaña, en cuanto al reconocimiento de los pueblos originarios, garantías sociales y educación gratuita.
Consultado sobre la fecha de presentación del proyecto, aseguró que “hubiera sido positivo presentarlo con anterioridad, eso hubiera permitido a este Congreso que se va avanzar sustancialmente y eventualmente al Congreso que viene dar los últimos matices, pero más vale tarde que nunca”.

 

“UN GESTO”
Sobre la iniciativa, el diputado Pablo Lorenzini (DC) aseguró que el gobierno entregó los antecedentes y busca dejar el tema vigente para el nuevo gobierno, pero, sin duda, falta recorrer un largo camino para materializar el proyecto.
“Primero, el nuevo gobierno tendrá que conocer el proyecto y ver si es que lo cambian o presentan un nuevo proyecto. Este es un proyecto de quorum muy alto”, dijo.
Asimismo, reconoció que “realmente quisiéramos haber avanzado en el tema, esto hace seis meses debió haber sido presentado y haber tenido algún tipo de debate y estar encaminado en la Cámara de Diputados”, dijo.

 

“JUGADA MEDIÁTICA”
Por el contexto que se realiza la firma del proyecto, para el diputado electo Raúl Alarcón (Florcita Motuda), desde el partido Humanista , este anuncio es una “jugada mediática”.
“Pensábamos que el proceso constituyente al que se comprometió Bachelet iba a terminar como una promesa incumplida, sin embargo, a tres días de terminar su mandato lo sacó del sombrero. Claramente esto no es más que una jugada mediática porque el proyecto no tiene ninguna posibilidad de ser aprobado considerando que Sebastián Piñera, apenas asuma, lo va a guardar con llave en su escritorio”, dijo.

 

OTRAS PRIORIDADES
Para el diputado electo, Pablo Prieto (UDI), previo a la Constitución el país tiene otras prioridades vinculadas a la reactivación económica y laboral.
A su juicio, este proyecto tampoco fue una prioridad para el gobierno saliente. “Creo que no fue prioridad porque lo está entregando a días de irse, nunca fue ninguna prioridad”, indicó.
El senador Juan Antonio Coloma (UDI), en tanto, considera que este anuncio es un reflejo de un alejamiento de la Nueva Mayoría con temas ciudadanos. “Mientras a la gente le preocupaba un cambio fundamental, la forma de enfrentar la delincuencia o un acceso a la salud distitno, todos los esfuerzos por parte del gobierno estaban para redactar un cambio estructural de la forma de entender Chile”, indicó.
Por su parte, el senador electo Juan Castro (RN), consideró que este anuncio es una acción “improvisada”.
“Es una irresponsabilidad de parte de la presidenta de preocuparse por la Constitución sabiendo que hay otros temas más importantes”, dijo.

 

¿NO HACEN FALTA
CAMBIOS?
Entre el debate político sobre el tema, también figura la postura del diputado Ignacio Urrutia (UDI), quien considera innecesario realizar cambios a la actual Constitución.
“Yo creo que ya se han hecho todos los cambios que son necesarios para que nuestro país funcione bien, no me parece que haya que seguir haciendo cambios”, dijo.
Según el parlamentario el 70% de la Constitución ha sido reformado en democracia.
“No tiene absolutamente nada de dictatorial, lo que le molesta a la izquierda es que fue una Constitución que se hizo en el año 80, pero ha sido modificada en innumerables oportunidades”, aseguró.

Wendy Lucena

Volver

Comentarios