Lunes, 24 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Analistas políticos evalúan la estrategia

¿Qué alcances tienen las campañas para incentivar el voto?

Ad portas de las elecciones, los spots audiovisuales son la apuesta del Gobierno y la Cámara de Diputados para promover la participación. Desde la academia se cuestiona sus efectos y se apunta a la opción de la educación cívica.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 24 de Octubre 2017

TALCA.- La abstención que ha marcado los últimos sufragios en el país, ha fijado preocupación en el ámbito político de cara a las elecciones de noviembre próximo donde se define un nuevo presidente (a), parlamentarios y consejeros regionales.

Contrarrestar este fenómeno desde la raíz, es posible a través de educación cívica y con un trabajo a largo plazo, según coinciden los analistas políticos Mauricio Morales, director del Centro de Análisis Político de la Universidad de Talca, y Pablo Muñoz, analista político de la Universidad Santo Tomás. 

Sin embargo, a menos de un mes de las elecciones, el Gobierno y la Cámara de Diputados han iniciado sus apuestas “contra la abstención” a través de las campañas, “No te restes, súmate” y #QueNoDecidanPorTi, respectivamente.

 

¿EFECTO MARGINAL?

Para Morales, es posible que las campañas generen un efecto, pero solo será un efecto marginal. “El efecto más significativo que se produce para estimular la participación electoral pasa por medidas de largo plazo que comienzan con los programas de educación cívica en los colegios”, señala.

Muñoz, en tanto, hace una distinción entre las campañas cívicas que son estructurales al menos a mediano plazo y las campañas publicitarias a corto plazo. “La campaña cívica provoca la participación ciudadana, en cambio las campañas publicitarias a corto plazo provocan el consumo y aquí nosotros no vamos a consumir un producto político”, señala.

La emocionalidad de los mensajes en estos spots deja a un lado la participación, según considera Muñoz. “Este tipo de campaña tan a corto plazo y tan emocionales, no está claramente definido cuánto va a impactar en la participación electoral. Ellos están tratando de provocar cierta identificación, ciertos aspectos emocionales para que la gente vaya a votar, pero no están apelando a la participación”, dijo.

En cuanto a la campaña dirigida por el Gobierno, para Morales estos mensajes no se catalogan como intervencionismo, dado que los spots solo muestran los efectos que podría tener una baja participación sobre la toma de decisiones. “La toma de decisiones públicas nos afecta a todos entonces, el hecho de no ser partícipe de esa toma de decisión pública nos deja claramente en desventaja”, indicó.

Pero sí, se define el segmento específico al cual van dirigidos, que son estratos medios y populares. Esto, por un sentido estadístico en las zonas de abstención, según explica Morales. “Si miramos, por ejemplo, en la Región Metropolitana, las comunas más pobres votan sustancialmente menos en comparación con las comunas más ricas”, dijo.

 

PERCEPCIÓN DE

COMPETENCIA

Mas allá de las campañas, el académico Morales da cuenta de otro elemento “predictor” de participación electoral: la percepción de competencia. Un elemento que podría tomar fuerza dado los últimos resultados de la encuesta Cadem. “En la encuesta del 16 de octubre Piñera superaba a Guillier por 15 puntos ahora lo aventaja por solo cinco puntos”, señala.

Este panorama “podría generar que los electores comiencen a ver los próximos comicios como altamente competitivos (…) Mientras la gente percibe que su voto puede ser más decisivo para definir una elección competitiva, entonces, podríamos esperar mayores volúmenes de participación”, agrega.

 

Wendy Lucena

 

Volver

Comentarios