Sábado, 22 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia moderada
Las lecciones de la segunda vuelta presidencial

¿Qué votos perdió Guillier y qué favoreció a Piñera?

Expertos políticos evalúan los pronósticos electorales y las sorpresas que dejaron estos sufragios al mundo político.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 19 de Diciembre 2017

TALCA.- Contra todo pronóstico resultaron las elecciones del pasado domingo. El margen de la diferencia porcentual entre ambos candidatos y el aumento de la participación electoral en el balotaje -que no favoreció a la centroizquierda- lideran entre las interrogantes que deja estos sufragios al mundo político.
La característica competitiva de esta segunda vuelta sería uno de los impulsores de la participación, según explica Pablo Muñoz, analista político de la Universidad Santo Tomás.
Y junto a ello, la ausencia entre los dos candidatos de una sensación de triunfo definida, como -según explica– sucedió en 2013, con Michelle Bachelet ante Evelyn Matthei.
“La actual presidenta había instalado una sensación de triunfo y ahí la gente miró, observó la elección y decidió no ir a votar, porque ya se asumía como tal quien iba a ser la próxima presidenta. En este caso, aumentó la participación porque había una alta competitividad entre ambos candidatos”, dijo Muñoz.

¿TAREA REPROBADA?
La tarea de Alejandro Guillier era la conquista de votos de los seis candidatos de centroizquierda, que quedaron fuera de juego en primera vuelta, pero ésta habría sido infructuosa y genera cuestionamientos a su figura política, desde la evaluación de los expertos.
El director del centro de análisis político de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, explica que el ex candidato, en su búsqueda por el Frente Amplio dejó el centro expuesto ante la conquista de Piñera. “Guillier, mientras trataba de cubrir las propuestas del Frente Amplio, desprotegía a los votantes demócratas cristianos y viceversa. Se tapaba los pies y dejaba descubierta la cabeza, o se tapaba la cabeza y dejaba descubierto los pies; así era muy difícil que Guillier pudiese haber sumado a toda la centroizquierda”, aseguró.
Sin la conquista ejecutada, la hipótesis de “mayoría de votos favorece Guillier” quedó sin validez, y ante este escenario la opción favorable para Guillier era una hiper participación, que bordeara cerca de 10 millones de electores, según explica Morales. “En mi caso personal, siempre tuve dudas respecto de si los incrementos en la participación iban a favorecer a Guillier, yo siempre señalé que una hiper participación era la que podía favorecer a Guillier”, señaló.
Desde este panorama, Muñoz explica que, “su figura política no logró movilizar votos (…) el Frente Amplio, que era el bloque político que podría movilizar mayor cantidad de votos, no fue claro en términos de traspaso de votos, todas las intenciones fueron a nivel personal”.

VOTOS PARA PIÑERA
La abstención de la centroderecha en primera vuelta por la confianza de la victoria, y que luego, se vieron obligados a salir de sus casas para este balotaje, se muestra como una de las hipótesis que aumentó los votos a Piñera, según lo explicado por Morales.
Sin embargo, el analista se atreve a especular sobre los votantes de la Democracia Cristiana, e incluso del Frente Amplio, que dieron su apuesta a Piñera. “En el caso del Frente Amplio, sorprende que en la comuna de Santiago la diferencia entre Guillier y Piñera haya sido mínima, en circunstancia que Giorgio Jackson (diputado del FA) fue amplio ganador en esta comuna”, ejemplificó.
Desde este panorama, la figura de Manuel José Ossandón parece ser un elemento clave. A juicio de Morales, el votante del Frente Amplio que respaldo a Piñera, pudo en su momento estar inidentificado con Ossandón. “Es un votante que a lo mejor votó por Ossandón en la primaria, posteriormente en primera vuelta mantiene su carácter díscolo y vota por Beatriz Sánchez y luego, finalmente, vuelve a votar por Piñera. Porque, probablemente, ese votante prefiere el orden antes del caos, y dado que esta elección se trató del orden versus el caos, apoyaron a Piñera en perjuicio de Alejandro Guillier”, aseguró Morales.
La figura de Ossandón también es representativa para Muñoz, aunque desde su evaluación, “hay mucha gente de centro derecha que votó por una opción política que en ese caso le resultó atractiva, como el Frente Amplio y que volvió ese voto con tendencia a la centroderecha, de la mano de Manuel José Ossandón; quizá él provocó un mayor grado de identificación que lo que su línea programática pensaba que podría involucrarse en el programa de Sebastián Piñera”.

CONSOLIDACIÓN
POLÍTICA
La instalación de una mayoría de centroderecha en el país, significa para Muñoz uno de los resultados de estos sufragios y que, a su vez, también deja un quiebre en la centroizquierda. “Las otras fuerzas políticas quedan bastante debilitadas por la fuerza de centroderecha, yo creo que acá se instaló una mayoría, acá no hay dos bloques políticos”, indicó.
Para Morales, en tanto, otro de los factores relevantes de estos sufragios dan cuenta, “que en Chile no hay espacios para Gobierno de carácter refundacional o que tuviesen aspiraciones refundacionales, tanto así, que el Gobierno de la presidenta Bachelet termina con un 40% de apoyo en las encuestas y entregando la banda presidencial nuevamente a Piñera”.

Wendy Lucena

Volver

Comentarios