Lunes, 10 de Diciembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
El lugar cuenta con área infantil, juegos para la inclusión y mesas de ajedrez

Quinchos del Cerro La Virgen estarán disponibles en mayo

Aunque el sector fue habilitado al público desde septiembre de 2016, la disponibilidad total será a mediados del mes próximo. Ahora obreros continúan trabajos de la cerca perimetral, veredas y solerillas

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 10 de Abril 2017

TALCA.- Visualizar momentos de risas y conversaciones, entre familias y amigos, se hace fácil al llegar a los quinchos del Cerro La Virgen, en Talca. Aunque ahora sigan obreros afinando detalles, los avances en la estructura ya permiten imaginarse un fin de semana al aire libre.

La obra tuvo una inversión inicial de 170 millones de pesos, para la ampliación de 12 quinchos a 21. Este año se han sumado otros 30 millones para el cierre perimetral, completar las veredas y solerillas, según datos obtenidos por comunicaciones de la municipalidad.

“Se recuperó un espacio que estaba perdido y se estabilizó una parte del cerro para hacer la obra”, explica Jhon López, encargado de la construcción. A mediados de mayo estaría terminada esta primera etapa.

Quinchos con electricidad y acceso a agua potable, mesones, bancos, luminarias, recolectores de basura, mesa para jugar ajedrez, área de juegos infantiles -incluso para aquellos con capacidad limitada-, componen el lugar.

La majestuosa vista, sin duda, da el toque final al lugar. Desde el mirador se puede apreciar el contraste natural entre los árboles, el río Claro, las casas y edificaciones de la ciudad.

Una vía asfaltada bordea los quinchos y conecta los vehículos con la carretera principal.

A solo días de llegar a Talca, José Angulo subió hasta el cerro para aventurar. “Me gusta andar en bici y me dijeron que este era un buen lugar para venir, está muy bonita la vista”, cuenta, mientras reposa de su travesía en uno de los bancos del mirador.

Un contraste significante ocurre al dejar los quinchos y caminar al monumento de la virgen, donde se aprecia los estragos del tiempo.

El camino está deteriorado y la sequía se ha apoderado de las áreas verdes. Un panorama que resta atractivo al proyecto en marcha.

Desde la municipalidad el llamado es al Obispado, a quien corresponde este espacio.

Para el segundo trimestre de 2017, se tiene prevista la segunda etapa de esta intervención, que corresponderá a la construcción de baños y la casa para el cuidador.

 

¿TIENE ALGÚN

COSTO?

Según comunicaciones de la municipalidad, el uso de los quinchos no tiene ahora ningún costo. Sin embargo, al terminarse la segunda etapa, se harán evaluaciones de acuerdo al comportamiento de los usuarios. De haber destrozos o vandalismo se tendrá que pagar un costo por su mantención.

 

PARTE DEL PROYECTO

Destaca una antigua vivienda ubicada en una de las esquinas del mirador. Allí vive la señora Patricia, quien según los obreros ha fungido como cuidadora durante la construcción.

Desde la municipalidad se conoció que ella seguirá viviendo ahí y serán mejoradas las condiciones en que se encuentra, porque es parte del proyecto.

Volver

Comentarios