Martes, 25 de Junio de 2019
En la comuna de Parral

Realizan “trampeo” de ratones colilargos para establecer riesgo de Hanta

En lo que va del año, en la Región del Maule se han registrado 13 casos positivos del virus, cuatro de ellos no resistieron las complicaciones del Síndrome Cardiopulmonar por Hantavirus y fallecieron.

Periodista: Karin Lillo - Fecha de Edición: 29 de Abril 2019

PARRAL.- A nivel país, se han confirmado 45 casos de Hantavirus este 2019, 13 de ellos corresponden a habitantes de la Región del Maule, quedando en el primer lugar de la tabla nacional.

 


Desafortunadamente cuatro maulinos no resistieron las complicaciones del Síndrome Cardiopulmonar por Hantavirus y fallecieron. Una de las víctimas fatales es una bebé de tan solo un mes que fue contagiada con el virus a través de la leche materna. Dicha familia reside en comuna de Parral y su caso está siendo estudiado por la autoridad sanitaria, ya que no solo se contagió la madre y la bebé, sino que también el abuelo y una pariente.

 


Ante este preocupante panorama, y a raíz de que somos la región con más casos del país, es que la Seremi de Salud solicitó a un equipo de investigadores de la Universidad Católica de Valparaíso que desarrolle un “trampeo” de ratones colilargos en Parral, con el objetivo de establecer riesgos y actuar así, en base a planes de contingencia.

 

TRAMPAS
Franco Cianferoni, biólogo de la Universidad Católica de Valparaíso explicó que “vinimos por un caso de hanta de tres pacientes, la bebé, la madre de 21 años y el abuelo. Nosotros como equipo del Laboratorio de Zoología, Epidemiología y Evolución de la Universidad Católica de Valparaíso, generalmente siempre acudimos a los llamados de las Seremis de Salud y más que nada, a hacer el muestreo de ratones que sirve para generar planes de acción, y determinar las zonas más precisas de riesgo donde se encuentre el colilargo”.

 


Señaló que esta iniciativa corresponde a un proyecto Fondecyt, que va en su segundo año de un total de cuatro, y está asociado a estudiar aspectos ecológicos y evolutivos del colilargo, pero también de otras especies nativas que puedan ser portadoras del virus.

 


El equipo de investigadores trabajó durante varios días en las inmediaciones de la vivienda donde residía la bebé, y durante el primer día, ubicaron el ambiente más adecuado para instalar las trampas.

 

CONDICIONES
“Detectamos los lugares con mayor probabilidad donde puedan caer colilargos y donde a la vez puede haber contacto con las personas. El objetivo principal es identificar los lugares de mayor riesgo y esa información que se origina desde la academia, traspasarla a la Seremi de Salud para que se hagan planes de contingencia”, indicó Cianferoni.

 


“El primer día que llegamos, vimos que se dan todas las condiciones para que existan ratones colilargos. Este ratón siempre está cerca de canales de agua, bastante vegetación rastrera, matorrales, escombros, madera que puede servir de refugio y leña”, añadió el experto.

 


La información que se puede obtener a partir de este “trampeo” trasciende a la salud pública, pues se recaban antecedentes sobre la ecología del ratón colilargo, en qué periodo del año son más abundantes, porque se tiende a pensar que es durante el verano, pero estos estudios han arrojado que es en otoño e invierno, cuando hay más cantidad de ejemplares.

 


“Los ratones viven en lugares así y debido al desplazamiento de los humanos, se relacionan. Hay que aprender a convivir con ellos y establecer las medidas de prevención necesarias para no contagiarse”, puntualizó el biólogo.


Karin Lillo

Volver