Domingo, 23 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Servicios públicos han debido reforzar sus políticas

Reconocen “explosivo” aumento de migrantes

Si en el 2014 en promedio, la Oficina de Extranjería de la gobernación atendía a diario entre 30 a 50 personas, aquella cifra ahora oscila entre las 100 a 150 personas

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 14 de Enero 2017

CURICÓ.- Lejos de ser un fenómeno más bien “puntual”, el aumento en el número de migrantes que ha arribado a Curicó pareciera presentarse como una tendencia que debería apuntar a consolidarse. Es cosa de darse una vuelta por el “casco histórico” para percatarse de dicha situación, que parecía más bien reservada a ciudades chilenas que detentan una mayor población. Al ser consultada por el tema, la gobernadora, Cristina Bravo, reconoció la “explosiva” alza de migrantes, quienes en su mayoría provienen de países como Haití, Ecuador, Bolivia y Venezuela. De hecho, si en el 2014 en promedio, la Oficina de Extranjería de la gobernación atendía  a diario entre 30 a 50 personas, aquella cifra ahora oscila entre las 100 a 150 personas. Muchos de ellos, acota Bravo, incluso llegan de madrugada al edificio de Servicios Públicos a fin de poder recibir una atención. “Yo creo que nosotros nos tenemos que preparar para convivir con la población migrante. Antes veíamos a un par de personas, pero ahora es distinto. Solamente en el 2016 tramitamos más de 500 visas para migrantes”, subrayó. Respecto a los trabajos que realizan, la gobernadora indicó que “más del 50% de los migrantes que llegan a nuestra ciudad se desempeñan” en labores “agrícolas, un 30% en los transportes y un 20% en otro tipo de funciones. La gente acude a Curicó, porque necesitamos de mano de obra en trabajos que, tal vez ahora, los curicanos y curicanas, ya no están dispuestos a realizar”, dijo Bravo. A contar de marzo, debido al crecimiento “explosivo” de la población migrante, dicha oficina se trasformará en un Departamento de Extranjería, el cual estará a cargo de un abogado, con dos funcionarios de corte administrativo. “En lo que va del mes de enero, hemos realizado más de mil atenciones. Algunas seguramente corresponden a personas que han venido más de una vez, pero ese es el promedio actual”. Se trata de personas que “vienen siguiendo algún familiar, amigos o cercanos y que, por sobre todo, vienen buscando una mejor oportunidad en lo laboral”, acotó la máxima autoridad de la provincia.

 

EXTENSAS JORNADAS

Este nuevo escenario ha obligado a muchos servicios públicos a reforzar sus políticas, enfocadas a garantizar las condiciones laborales y sanitarias para tales personas. Angel Ite, jefe de la Inspección provincial del Trabajo en Curicó, reconoció que si bien no poseen un catastro, que permita tener una noción respecto al número de mano de obra migrante presente en la zona, tras una serie de fiscalizaciones, han detectado empresas que presentaban jornadas de trabajo más extensas, en lo particular, hacia los migrantes (sobre las 45 horas semanales), con la excusa que en el papel tendrían una mayor “disponibilidad de tiempo”. Aquella labor también se ha enfocado hacia la forma de pago de las respectivas remuneraciones. “Ellos tienen los mismos derechos que cualquier chileno. Bajo esa premisa hemos fiscalizado”, subrayó. “La mayor cantidad de mano de obra extrajera la absorben las pequeñas empresas que tienen menos de 25 trabajadores, donde, en esos casos el 100% de los trabajadores podrían ser extranjeros. Por su parte, las empresas que tienen más de 25 trabajadores, pueden contratar solo el 15% de personas extranjeras y el 85% debe ser chileno”, indicó.

 

HACINAMIENTO

Respecto del tema, el subcomisario de los servicios de Carabineros en Curicó, Capitán Wladimir Fuentes indicó que “no se puede desconocer” que se trata de un escenario que hace algún tiempo atrás “no lo teníamos”, asegurando no disponer de cifras exactas respecto al número de migrantes presentes en la zona.  “Hay un aumento, sobre todo donde estas personas residen, considerando que se puede presentar alguna suerte de hacinamiento, con el peligro de algún accidente. Estamos preocupados de eso, haciendo empadronamientos en diversos lugares de Curicó. Cifras exactas no tememos, pero estimamos que ya bordean las mil las personas que han llegado a la comuna”, dijo.

 

ABUSOS

Para el caso de la Policía de Investigaciones (PDI), el jefe provincial, Subprefecto Hugo Ruiz, indicó que existe un constante control para impedir que se presenten “abusos” sobre estas personas, sobre todo en el ámbito laboral. “La comunidad debe saber que no es una persecución la que se hace contra los migrantes, sino que todo lo contrario, es un control que se efectúa, para que ellos manejen información y no existan abusos en contra de ellos, por ejemplo, que dicen relación con la trata de personas por parte de algunos contratistas, que en realidad, son captadores de mano de obra barata”, acotó. 

Volver

Comentarios