Miércoles, 20 de Marzo de 2019
Destruido tras el terremoto del 2010

Reinauguran Museo de Física del Liceo Abate Molina

El único museo del país que reúne antiguos instrumentos para la enseñanza científica, es un especial legado que este emblemático liceo entrega a la comunidad talquina, justo cuando se cumplen 190 años de su fundación.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 06 de Julio 2017

TALCA.- En una ceremonia cargada de emoción, el día de ayer fue reinaugurado el Museo de Física que creó el Club de Ciencias, promoción 1981, del Liceo Abate Molina de Talca. Los instrumentos, muebles e infraestructura que lo componían habían resultado seriamente dañados para el terremoto del 27 de febrero del 2010.

 Se trata sin duda de un significativo aporte que el Liceo hace a la comunidad talquina, justo en momentos en que está cumpliendo 190 años. Esto, principalmente, debido a que, de acuerdo a la profesora Olga Hernández -con 37 años de docencia en el establecimiento y que dirigió la creación del museo- es la única iniciativa de estas características en el país.

“Esto tiene un valor incalculable. En Chile no existe en ninguna parte un acopio de este tipo de material. En ningún liceo ni colegio del país. Solo de repente, se puede encontrar en algún liceo un par de materiales” comentó al respecto la profesora.

 

LA GENEROSIDAD DE LOS EX ALUMNOS

La inauguración fue muy especial, ya que junto con parte de la comunidad educativa, y la presencia del director provincial de Educación, Carlo Campano; estuvieron también dos alumnos de aquella generación de 1981.

En efecto, los jóvenes que en aquel año pertenecían al Club de Ciencias han seguido reuniéndose  e invitando a su profesora. Es por ello, que cuando supieron que se necesitaba del esfuerzo de muchos para poder volver a levantar el museo no dudaron en aportar con la compra de un mueble – vitrina nueva.

También, fue muy importante el aporte de las nuevas generaciones que ayudaron a la profesora a reorganizar la gran cantidad de material que estaba en cajas dispersas.

Al respecto, el alumno Nelson Araya, actual miembro del Club de Ciencias comentó que “estamos orgullosos. Espero que esto siga, yo ya estoy en Cuarto Medio y me gustaría que continuara por muchos años”.

 

LA NUEVA

INFRAESTRUCTURA

Es así como el museo volvió a levantarse para exhibir y también servir a los alumnos en sus investigaciones, pues la idea de la profesora es que siempre fuera un “museo vivo”. En él hay, incluso, instrumentos que en los primeros años de funcionamiento del Liceo, en el siglo XIX, fueron traídos desde Alemania.

“Este es un legado que queríamos dejar con mis actuales ‘críos\' del Club de Ciencias, no solo para el Liceo, sino para toda la comunidad talquina”, comentó a modo de conclusión la profesora Olga Hernández.

 

 

190 años del LAM

 

El emblemático liceo celebró ayer de forma oficial su aniversario 190. En el acto ceremonial se dio a conocer una reseña histórica de los grandes acontecimientos que ha tenido el establecimiento desde su fundación y que le han permitido convertirse en uno de los grandes protagonistas de la educación en la región. Además, profesores que cumplieron 30 años de docencia fueron reconocidos por su gran recorrido educacional.

Por las aulas de este establecimiento han pasado distinguidas figuras públicas de nuestro país. Un 5 julio de 1827 fue inaugurado como Instituto Literario de Talca, pasando a llamarse más tarde Liceo de Hombres y en la actualidad es el cuarto liceo más antiguo de Chile.

Una de las docentes reconocidas fue Rosa Aravena Reyes, profesora de Educación Física que cumplió 30 años al servicio del desarrollo deportivo educacional. “Yo nunca me imaginé cumplir 30 años trabajando, debo señalar que estimo mucho este liceo ya que he dedicado lo mejor de mi persona y de mi vida”, indicó.

Durante la ceremonia, el alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, señaló que: “Siempre es un agrado volver al Liceo Abate Molina, pues me siento orgulloso de haber pertenecido a tan prestigioso establecimiento. Hoy, en su aniversario, agradezco el trabajo mancomunado de todo el plantel educativo, tanto a los estudiantes, como a los docentes, asistentes de la educación, padres y apoderados, por hacer de este liceo una gran oportunidad de crecimiento y aprendizaje”.

 

 

Daniela Bueno

Volver