Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Sí se encontró un ejemplar en Cartagena

Salud llama a no bajar la guardia pese a que fragata portuguesa no ha llegado

Al tener contacto con la temida especie de medusa Physalia physalis, en casos excepcionales puede producirse afectación sistémica cardiovascular, respiratoria, neurológica, gastrointestinal, renal hematológica/inmunológica

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 03 de Enero 2017

TALCA.- La primera y más sencilla recomendación ante la presencia de una fragata portuguesa es evitar tocar este zooide, el cual presenta un problema de salud pública debido a las células ponzoñosas que se encuentran en sus tentáculos, que libera una toxina al momento de contacto con alguna superficie. Entre Los síntomas que las personas afectadas pueden presentar se incluyen vómitos, dolor, fiebre muy alta, alteraciones cardíacas y en algunos casos la muerte.

Hasta el minuto, la costa maulina no ha tenido reporte sobre avistamientos de la temida medusa azul, no obstante, la Seremi de Salud realizó un llamado a estar atentos puesto que en la playa San Sebastián, comuna de Cartagena, Región de Valparaíso, encontraron un ejemplar juvenil de tres centímetros de flotador. Aunque fue encontrado en solitario, no se descarta que más adelante, debido al viento y las corrientes marinas, se trasladen más fragatas por las costas.

El Seremi de Salud (r), Rafael Santander, explicó que “nosotros ya tenemos material para informar a la población sobre la fragata portuguesa, pero obviamente lo principal es no tener contacto directo con la especie. Si hubiera presencia, las personas deben andar con calzado en la arena, no ingresar al agua, porque tocarlas provoca una irritación cutánea potente”.

 

SI HAY CONTACTO…

Dentro de las recomendaciones al tomar contacto con el ejemplar están lavar la zona con solución con agua con bicarbonato; evitar lavar con alcohol, agua caliente, agua potable ni tampoco de mar (podría estar contaminada con la toxina), el cambio osmótico permite que se disparen más nematocistos.

No aplicar hielo en forma directa. Procurar no refregarse ni frotar sobre la zona del dolor intenso. Apartar de la piel los restos de tentáculos si son visibles, a ser posible ocupando una barrera de protección.

No bañarse ni realizar juegos recreativos en las playas que estén afectadas con la presencia de la medusa, mientras dure la alerta. Caminar por las zonas donde se encuentran utilizando zapatos y ropa para evitar el contacto accidental con cuerpos completos o partes de la fragata portuguesa que estén muertas. Siempre se aconseja trasladar al centro asistencial, así se notifica el caso.

Volver

Comentarios