Martes, 17 de Julio de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Experto identifica dos tipos de comercio informal

¿Se debe erradicar el comercio ambulante del centro de Talca?

Un proyecto de la Municipalidad, busca trasladar a los comerciantes informales al Centro Regional de Comerciantes y Emprendedores (Crece).

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 31 de Diciembre 2017

TALCA.- Una mirada a la calle 1 Sur de Talca da cuenta de una dinámica actividad comercial. Tras ello, la realidad diaria vinculada a las relaciones entre el comercio informal, locatarios establecidos, transeúntes e inseguridad, abren debate sobre diversas aristas a resolver.
Uno de los pasos previstos a dar para ordenar la principal arteria del centro talquino, está liderado por la Municipalidad, con un plan de intervención que comprende la puesta en marcha del llamado “mall de los ambulantes”, oficialmente denominado Centro Regional de Comerciantes y Emprendedores (Crece).
Trasladar al comercio informal a estas instalaciones y reforzar la inspección del comercio ambulante, para frenar la propagación, se muestran como los grandes desafíos para la ciudad en este nuevo año.
La normativa y definición de un espacio son un avance, según consideran diversos actores. Sin embargo, la interrogante queda latente en cuanto a su mantención en el tiempo.

 

EMPAREJAR LA CANCHA
La lucha de los comerciantes establecidos ante la realidad del comercio informal, apunta principalmente al incumplimiento de normativas y a la evación de impuestos, que hace dispareja la cancha para competir por la conquista de clientes.
“Nosotros no estamos en contra que la gente trabaje, lo que sí, debieran tener un lugar específico. Hoy día, la Municipalidad se lo está otorgando, por lo cual no tendrían obligación alguna para estar en lugares que no son actos para el comercio, dañan la imagen de la ciudad, afectan el desplazamiento común de la gente y alteran nuestros locales, porque tapan las vitrinas”, explica Fernando Jiménez, presidente de la Cámara de Comercio de Talca.


A juicio de Jiménez, además se hace preciso cuidar la imagen de ciudad. “Nosotros trabajamos casi los 365 días al año, damos una imagen. Hoy día, con la globalización y la llegada de tantos extranjeros, tenemos que mostrar una ciudad limpia, que nos permitan mostrar nuestras vitrinas. Un paseo peatonal preciso, que lo tienen para los ambulantes hoy día, mas que para paseo”, dijo.
Patricio Ramo, locatario del Mercado Central, en tanto, respalda que la ubicación de comerciantes informales en un espacio determinado se hace preciso y que el cumplimiento de leyes sea por igual para todos. “Supuestamente, las leyes son para todos y si ellos quieren ejercer un comercio, tienen que hacerlo de manera establecida como lo estamos haciendo nosotros en la actualidad”, dijo.
A propósito, Orlando Valdez, otro comerciante del mercado, da cuenta de la pérdida de clientela que ha tenido el comercio establecido. “Venden más barato porque no pagan arriendo, no pagan IVA, nada. Aquí mismo en el mercado viene una persona a vender frutas y verduras, frente a nosotros”, indicó.
La falta de control e inspección a los productos y precios, se muestra como otra de las molestias que reflejan los comerciantes establecidos, sobre los ambulantes.
“Que trabajen legal igual que uno (...) En una parte ordenada va la gente y si quieren nos compran a nosotros y si quieren les compran a ellos, pero es más ordenado (...) Ellos dicen que pagan un permiso provisorio, pero a veces venden sin permiso y sin nada, a nosotros nos controlan los precios, todo, y a ellos ¿quien los controla? Esa es la pregunta que yo hago”, dijo Sonia Villanueva.

 

DISTINCIÓN Y
TRABAJO CULTURAL
Hacer una distinción entre los tipos de comercio informal, es necesario para abordar el tema y encontrar soluciones, según considera German Valenzuela, investigador de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Talca.
“Uno es el comercio más informal, que tiene que ver con la búsqueda de productos bastantes artesanal, frutas, verduras, ropa usada, etc. Ese tipo de productos que responden a una economía muy precaria”, explicó. Y para este, considera preciso la ayuda a través de microcréditos, por ejemplo.
El segundo caso, requiere un trabajo mas arduo de inspección, según explica. “Hay otro comercio informal, que más bien tiene que ver con el no pago de impuestos y que están vinculados muchas veces a comercios formales, es decir, a un distribuidor que le entrega a una cantidad de vendedores ambulantes”, aseguró.
Para Andrés Maragaño, director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Talca, en tanto, la materialización de estas iniciativas, requieren de un trabajo en conjunto con los comerciantes ambulantes y sus agrupaciones para intentar buscar alternativas.
“La 1 Sur es una buena calle, creo que necesita cierta amplitud para la gente, no para los autos, pero creo que es un tema cultural (…) Generalmente, las normas que son más estricticas tienden, en algún momento, a tapar un poco el problema, pero en general la cuestión es un poco más profunda”, dijo.

 

DEFINICIÓN
DE ESPACIOS
Desde la lectura de Maragaño, el centro de la ciudad tiene la necesidad de abrir más espacios en el centro, “me parece que allí se pudiese encontrar ciertas herramientas para poder ocupar esos espacios y que también les sirva a estos comerciantes ambulantes para alojarse en ellos”, dijo.
En tanto, lograr la ubicación adecuada, es un desafío para la efectividad del proyecto. “En Santiago se intentó hacer varias veces el proyecto de agarrar a todos los comerciantes ambulantes y dejarlos en un sitio, ocurre que el comercio funciona por oportunidad, para el comercio son buenas las esquinas, por ejemplo, hay todo un lenguaje comercial que requiere cierta atención”, dijo.
Para Valenzuela, la experiencia en otros países, apunta a que el funcionamiento de los centros comerciales de este tipo está vinculado a los lugares de alto tránsito de personas, “y si es que tiene un alta de fiscalización y erradicación de cualquier foco de delincuencia posible”, agregó.

 

SEGURIDAD
La disminución de las cifras rojas en el centro, es una de las proyecciones que hace Carabineros, ante la materialización del despeje de la zona de ambulantes, según lo explicado por Francisco Painepán, comisario de la Tercera Comisaria de Carabineros de Talca.
“Son hartas cosas en la relación del delito con los ambulantes, puede haber situaciones donde el comerciante ambulante este en complicidad con la gente que comete delitos, ha ocurrido”, dijo.
A su vez, el comisario explica que la aglomeración de personas también se genera un ambiente favorable para el delito, especialmente para los llamados “lanzazos”.
La actual fiscalización de Carabineros en el centro, se espera incrementar de cara al venidero proyecto para el control de los ambulantes. “Ha habido reuniones de coordinación entre el Municipio y Carabineros, para poder llevar a cabo los mejores puntos de acción cuando esto se implemente”, dijo el funcionario.

Wendy Lucena

Volver

Comentarios