Viernes, 15 de Diciembre de 2017
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Patrimonio natural al margen de la ciudad

Se inició plantación en el Parque Ciudadano al borde del río Claro

Sociedad civil y representantes de Gobierno cultivaron más de 200 especies nativas en el terreno de 18 hectáreas

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 13 de Agosto 2017

TALCA.- La iniciativa de construir un Parque Ciudadano al borde del río Claro se materializó este sábado con una jornada de plantación masiva de árboles nativos a lo largo de 18 hectáreas del terreno que anteriormente era utilizado como un depósito de escombros estructurales tras el terremoto de 2010.

El espacio público se convertirá en un pulmón vegetal adherido a la ciudad. Ese es el sueño de la comunidad talquina, quienes desde tempranas horas se armaron con botas, guantes y palas para brindar su pequeño aporte al futuro patrimonio. Más de 200 especies de quillayes, peumos, arrayanes, pimientos y maitenes fueron plantados. Cada participante debe hacerse cargo de su árbol y garantizar su óptimo crecimiento.

Johan Marholz, profesional del Ministerio de Obras Públicas, es uno de los promotores de esta idea que data desde el 2006. Explicó que el proyecto se encuentra en fase de conversación y diseño por parte de un equipo de expertos de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Talca, Gobernación y organizaciones civiles y ambientales.

“Este parque nos pertenece a todos. El objetivo es que la gente se sume y tenga un espacio. Estamos tomando varias ideas para realizar las acciones pertinentes para ir convirtiendo este sueño en realidad. Soñamos con un parque familiar donde podamos contemplar la naturaleza y disfrutar de actividades recreativas, deportivas y culturales”, detalló.

Marholz, explicó que algunas propuestas han sido orientadas hacia la construcción de granjas educativas, espacios representativos de vegetación, anfiteatro e incluso canchas deportivas. 

 

APOYO DEL ESTADO

El gobernador de Talca, Armando Leppe, subrayó que este espacio que está al margen de la ciudad busca reivindicar al río Claro, puesto que “nosotros siempre le hemos dado la espalda y queremos que tome un rol protagónico con la reincorporación de la ciudad”. La institución se hará cargo de estos espacios durante su fase de proyecto para luego traspasar la responsabilidad a la municipalidad.

“Lo más atractivo de todo es ver a los niños plantando árboles. Los estamos acercando a la naturaleza. Esta iniciativa, más que revitalizar este espacio, también reivindica el sentir ecológico de los talquinos. Queremos olvidarnos de la mala imagen que daba este terreno con sus escombros por un parque zoológico y botánico al servicio de la comunidad”.

Por su parte, el alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, detalló que por ser una iniciativa propia del empoderamiento ciudadano, considera que este proyecto tomará una fuerza que proyectará su ejecución. Por tal sentido, el edil manifestó su respaldo afirmando que “ahora no es compromiso del Estado, sino de todos”.

“La conjugación de vecinos y organizaciones le da un sentido de pertenencia a este proyecto. Tenemos varios pulmones verdes como el cerro La Virgen, pero con este parque vamos a rescatar nuestras especies nativas. Desde la municipalidad informamos el compromiso de sentarnos en la mesa de trabajo para escuchar y brindar los aportes necesarios para la materialización de este proyecto”.

Aunque dicen que un parque natural de estas dimensiones puede tardar 100 años en constituirse, los ciudadanos consideran que desde un punto se debe comenzar para tener un espacio público natural de excelencia en el corto, mediano y largo plazo.

Daniel Pérez Terán

Volver

Comentarios