Domingo, 17 de Diciembre de 2017
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Padres estuvieron toda la noche afuera del Liceo Santa Teresita

Se replican largas filas para admisión en Talca

Tal como se ha visto en otras ciudades del país, la decisión del establecimiento particular subvencionado de dar números, generó la necesidad de anticiparse en los apoderados. Seremi de Educación criticó la medida.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 23 de Agosto 2017

TALCA.- Los primeros casos locales, el presente año, de largas filas de padres que esperan poder matricular a sus hijos en un establecimiento, y que pasaron toda la noche a la intemperie, se registraron en la madrugada de ayer en Talca.

A eso de las 22.30 horas del lunes pasado a las afueras del Liceo Santa Teresita - también conocido por su antiguo nombre de colegio María Auxiliadora- se podía ver ya gran cantidad de padres, en el caso del primero alrededor de cien. Lo insólito es que los establecimientos habían indicado que entregarían números de atención a contar de las siete de la mañana del día siguiente.

De esta forma, se replica una situación ya vista en otras ciudades del país y que ha generado un amplio rechazo social por lo que implica que las personas tengan que pasar toda la noche en la calle, en pleno invierno, con la esperanza de poder matricular allí a sus hijos.

 

APODERADOS

ORGANIZADOS

La noche de la espera, algunos de los apoderados que esperaban fuera del colegio Santa Teresita conversaron con Diario El Centro. Es así como se pudo constatar que incluso llegó gente de fuera de Talca, como Soledad Leiva, de San Rafael, que dice haber estado desde la una de la tarde en el lugar.

También hubo cierta organización en los mismos apoderados. Es así como Rosa Moraga decidió hacer una lista con los que iban arribando al lugar, con el fin de que se respetara el orden de llegada. Su apreciación sobre la situación generada fue de rechazo, y lamentó además no tener alguna prioridad por ser ex apoderada del colegio.

 

LEY DE INCLUSIÓN

La ocurrencia de este fenómeno de las filas y largas esperas ha provocado también una reacción del Ministerio de Educación, que ha insistido en que esto no tiene que ver con la Ley de Inclusión.

Al respecto el seremi de Educación, Rigoberto Espinoza, aclaró que el nuevo sistema -que prohíbe la selección- debe comenzar en la Región del Maule el año 2018 para la admisión del año escolar 2019. Respecto al presente, indica que “antes de la Ley de Inclusión no se puede seleccionar a los niños del primer ciclo hasta Sexto Básico. Pero de Sexto hacia arriba hay colegios han ido adoptando medidas sugeridas por la Superintendencia. Sistemas aleatorios”.

A propósito de lo ocurrido ayer en los dos establecimientos de Talca, el seremi aclaró que “nosotros solo podemos insinuar mecanismos hasta que la ley no empiece a aplicarse. Y ahí queda al criterio también del establecimiento de utilizar un mecanismo que evite estas filas en los colegios”. Al respecto comentó también que por ejemplo las mismas tómbolas “han sido ridiculizadas, pero es un mecanismo aleatorio”, y que tiene la ventaja que puede hacerse dentro de un gimnasio por ejemplo.

Finalmente, indicó que el 2018 la situación debería ser radicalmente distinta con una plataforma online como la que ya fue probada en la Región de Magallanes.

Desde el Liceo Santa Teresita, cuyos sostenedores son la Congregación de las Hermanas Religiosas María Auxiliadora, no respondieron a las consultas de Diario El Centro, y solo enviaron un párrafo donde, junto con la enumeración de las vías de información hacia los apoderados, indicaron que “este proceso se ajusta a la normativa vigente”.

 

 

  Seremi: “Ahí no hay igualdad

de condiciones”

 

Recientemente, el director del Centro de Estudios de Políticas y Prácticas en Educación de la Universidad Católica (CEPPE UC), Alejandro Carrasco, criticó también el sistema de las filas. “Van exactamente en la línea opuesta del espíritu y del mecanismo que se va a usar en el sistema de admisión. Porque lo que significa con esto es que el que tiene más oportunidades ahora es el que escuchó la convocatoria, el que puede levantarse más temprano, el que puede faltar al trabajo”.

El seremi de Educación coincidió con la visión. “Por orden de llegada es quien llega primero. La pregunta es: una persona, apoderado, que tiene capacidades diferentes o que llegue en silla de ruedas ¿va a poder estar toda la noche reservando un cupo?; ¿o si un apoderado viene de un medio rural?, ¿no va a poder venir si no tiene vehículo? Entonces ahí no hay igualdad de condiciones”, dijo.

 

Daniela Bueno

 

Volver

Comentarios