Lunes, 12 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
Hace un año comenzó a emprender

Sebastián Avendaño, el joven curicano que triunfa en Santiago

“La Insolencia” es el proyecto gourmet que está causando furor entre los santiaguinos. Más de dos mil sándwiches se venden a diario

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 10 de Enero 2017

TALCA.- Independencia económica, desarrollo profesional y ganas de servicio son algunas de las razones que conllevan al emprendimiento. Hay quien, en medio de la crisis, ve una oportunidad para seguir adelante. Ese es el caso de Sebastián Avendaño, un joven curicano que, a pesar de las vicisitudes, apostó por sus sueños.

“El sueldo no alcanzaba para llegar a fin de mes y en el bolsillo solo tenía seis mil pesos (…) Junto a mi amigo Matías Leiva venía pensando en la forma de generar nuevos ingresos”, expresó.

Con tan solo 29 años edad, Avendaño emprende hoy un nuevo camino con “La Insolencia”, el  proyecto gourmet que causa furor en Santiago.

Pero, ¿cómo comenzó todo esto? Sebastián y Matías decidieron invertir el poco dinero en algo nuevo para ellos. “El martes 13 de octubre de 2015 me levanté temprano y me puse a hornear pan. Luego salí al Paseo Ahumada a vender los doce panes que me salieron (…) Entonces lancé el grito: ‘Pan amasado, recién horneado con jamón y queso a solo mil pesos\\'. La gente comenzó a acercarse y antes de las 8.30 tenía vendido los 12 pancitos”, contó Sebastián.

Recordó que ese día se fue al trabajo y al salir pasó por más harina. Esta vez se puso a amasar con Matías; al día siguiente el relleno de los panes fue de ave pimentón.  “No queríamos vender los mismos sándwich, teníamos que generar algo distinto a los demás, algo que nos permitiera vender lo que llevábamos en una hora porque luego teníamos que irnos a nuestros respectivos trabajos”. 

 

LA AVENTURA

Cómo mostrar una propuesta diferente era la pregunta que se hacían Sebastián y Matías. Por ello, resolvieron utilizar un canasto que les diera altura y que les permitiera movilizarse con mayor facilidad. “Hice delantales y gorros para salir el martes 20 de octubre con dos tipos de sándwich: ‘El Canturria\\' que es de jamón de pavo, queso fresco, champiñones laminados y rúcula y  ‘El Insolente\\' que es de pollo grillé con almendras, tomate, albahaca y lechuga hidropónica”, contó Avendaño.

Comenzaron vendiendo doce panes, ¡hoy venden más de dos mil diarios! Ha sido un verdadero éxito, aseguran los propietarios de la ‘La insolencia\\'. Hoy están conformados por un equipo de 20 personas que se colocan en diferentes puntos de Santiago. De hecho, venden a las afueras del Palacio La Moneda; compran desde ministro hasta dueños de empresas.

 

SOBRE EL

PROTAGONISTA

Sebastián Avendaño nació en Curicó el 2 de noviembre de 1987. Es el mayor de dos hermanos. Estudió en el Liceo Luis Cruz Martínez y luego Ingeniería en Bioinformática en la Universidad de Talca. 

Aspira convertir ‘La Insolencia\\' en algo grande. “Nunca nos han detenido, como lo hacen con otros vendedores ambulantes, pero queremos hacer de este sueño algo legal (…) Queremos tener locales y ampliarnos a otras ciudades”.

Diego Arrieta

 

Volver

Comentarios