Martes, 25 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Actividad organizada por la Fundación Crate y el CFT San Agustín de Talca

Seminario abordó la Reforma Agraria con presencia de su principal gestor

Rafael Moreno entregó detalles de cómo se desarrolló el proceso social más relevante en la historia del campesinado chileno.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 23 de Junio 2017

TALCA.- “Es el cambio social más importante de la historia de Chile porque cambió una forma de vida de más de 150 años”. Así de categórico fue Rafael Moreno, responsable de la planificación y ejecución de la Reforma Agraria en el país, al referirse precisamente a ese hito del cual este año se cumple medio siglo desde su implementación bajo el Gobierno de Eduardo Frei Montalva.

Esto ocurrió en el marco de un seminario realizado en el Centro de Formación Técnica San Agustín de Talca y en conjunto con la Fundación Crate, donde se abordó la transformación social que provocó la puesta en marcha de la Ley 16.640 en julio de 1967.

Rafael Moreno fue el invitado especial a la cita, donde entregó pormenores de cómo se gestó el proceso administrativo que llevó adelante la Reforma Agraria y de cómo fue involucrándose personalmente para ponerse al frente de tan trascendental hecho histórico que terminó por cambiar la estructura del campo chileno.

De esta manera, afirmó que la reforma fue concebida con tres ejes principales: justicia social sobre los campesinos, acabar con el latifundio y la acumulación de la tierra y aumentar la productividad. Fue así como, aprovechando el trabajo de tesis desarrollado en Estados Unidos sobre la productividad en los campos chilenos, se puso en marcha su propuesta de la mano de la Iglesia Católica, específicamente del obispo talquino Manuel Larraín, quien instó a la cesión de terrenos pertenecientes a la institución religiosa para llevar adelante los primeros pasos de la reforma que, posteriormente, desarrollaría siendo parte del Gobierno de Frei Montalva como vicepresidente ejecutivo de la Corporación de la Reforma Agraria (CORA).

Es en ese contexto que Moreno califica a la Iglesia Católica como la institución “catalizadora” de la Reforma Agraria.

 

HISTORIA

Al comenzar la década de 1960 la presión por una reforma agraria se manifestó en la sociedad chilena. Esta vez contó con el respaldo de la Iglesia Católica que repartió sus propias tierras entre los campesinos y con el apoyo de Estados Unidos a través de la “Alianza para el Progreso”. Enfrentado a las presiones, el Gobierno de Jorge Alessandri promulgó en 1962 la primera ley de Reforma Agraria N° 15.020, la que permitió redistribuir tierras estatales entre campesinos y organizar instituciones fiscales para llevar a cabo la reforma en el campo.

Con la llegada al poder de la Democracia Cristiana, a través de la presidencia de Eduardo Frei Montalva, el proceso de reforma agraria alcanzó un impulso vertiginoso. Bajo el lema “la tierra para el que la trabaja” el programa reformista del nuevo gobierno buscó la modernización del mundo agrario mediante la redistribución de la tierra y la sindicalización campesina. Para lograr este objetivo se promulgó una nueva Ley de Reforma Agraria N° 16.640 y la Ley N° 16.625 que permitió la sindicalización campesina. Sobre la base de estos dos instrumentos legales se expropiaron alrededor de 1.400 predios agrícolas, 3,5 millones de hectáreas, y se organizaron más de 400 sindicatos que sumaron más de 100 mil campesinos

 

Claudio Rojas

Volver

Comentarios