Domingo, 23 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
En cinco prácticos pasos

Sepa cómo hacer un fuego eficiente y evitar multas por humo en jornadas de restricción

Un calefactor a leña antigua contamina cuatro veces más que un insumo certificado. Especialista recomendó, además, las estufas eléctricas para evitar la contaminación intradomiciliaria

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 03 de Abril 2017

TALCA.-  El sábado pasado comenzó a aplicarse la Gestión de Episodios Críticos (GEC) en el polígono único Talca-Maule, esto es, un sistema que determina si los índices de calidad del aire alcanza niveles de alerta, pre-emergencia y emergencia.

En cualquiera de estas tres circunstancias que son previamente anunciadas por la autoridad sanitaria, existirá restricción de humos visible. Y de no respetar la medida, las personas se arriesgan a multas que van desde las 0,1 a mil unidades tributarias mensuales (UTM).

¿Qué hacer entonces para evitar ser infraccionados por la autoridad sanitaria? La respuesta es simple: hacer un buen fuego. Y para ello, el Ministerio del Medio Ambiente está promoviendo la calefacción sustentable, es decir, generar poder calórico proporcional al gasto, ya que la cuenta más cara de los chilenos tiene que ver justamente con calefacción, representando el 68% del gasto mensual. Y cuando es sucia, puede llevar a las ciudades a altísimos niveles de contaminación. 

 

CONSEJOS

Son cinco consejos simples que entregó Burn Right, programa de origen europeo que nace en el contexto de la lucha contra el calentamiento global, con el compromiso para proteger el medio ambiente.

Lo primero es utilizar leña seca, esto es, de preferencia certificada. Son leños con menos de 25% de humedad, no procesada y limpia. El material se debe guardar al aire libre, cubriendo solo la parte superior y sin contacto directo con el suelo.

En segundo lugar, se deben encender los troncos más gruesos en la parte inferior y armar la pila hacia arriba, con leños cada vez más delgados.  La cámara debe estar hasta la mitad y el suministro de aire no debe ser excesivo, para que el fuego no consuma la leña muy rápido.

En tercer lugar, no hay que permitir que la cámara se enfríe. Antes que el fuego se apague, se debe agregar más leña, colocando troncos permanentemente sobre el fuego, de forma horizontal y sin ahogar la llama.

 

HUMO NEGRO

También es necesario revisar el color del humo, porque si el fuego está bien hecho, no debería existir ningún tipo de humo. El humo negro o amarillo significa que se está liberando una gran cantidad de emisiones contaminantes a la atmósfera.

Por último, se debe utilizar una estufa limpia y eficiente. Dichos aparatos están diseñados para tener un proceso de combustión eficiente y de emisiones reducidas. Si el combustible es leña, hay que asegurarse que esté seca para mejorar la eficiencia de la combustión y reducir las emisiones.

Karin Lillo

 

 

Recuadro1

Recomendación

 

Felipe Jara, gerente general de la empresa de climatización y electrodomésticos “Betterlife”, explicó que una buena alternativa son las estufas eléctricas, porque “tienen una tecnología de calor infrarrojo que calientan los cuerpos y las moléculas de agua del ambiente, logrando un calor mejor distribuido y más persistente”.

También destacó las estufas con luz ultravioleta, que eliminan más del 90% de los virus y bacterias presentes en el aire; así como los termoventiladores con humidificador, que pueden ayudar a aliviar problemas respiratorios como el asma, pues están diseñados para evitar que se seque el ambiente.

 

Volver

Comentarios