Miércoles, 19 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con chubascos tormentosos
Persisten dudas en apoderados de colegios que pasaron a privados

Seremi de Educación responde cinco preguntas sobre Ley de Inclusión

Aunque en la región solo tres colegios pasaron al sistema que se financia únicamente con aportes de los padres, en dos de ellos, el impacto en la comunidad educativa ha sido significativo, formándose comités que buscan diversas vías de acción.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 10 de Julio 2017

TALCA.- El 30 de junio pasado tuvo lugar un hito relevante en la implementación de la Ley de Inclusión en educación. Como plazo final para que los establecimientos particulares subvencionados avisaran su decisión de pasar a ser corporaciones sin fines de lucro, o de lo contrario pasar al sistema privado o cerrar, se aclaró en buena medida el panorama para los apoderados.

Sin embargo, aún persisten muchas dudas respecto a lo que implica esta ley, especialmente en apoderados de colegios que pasaron a ser particulares privados (ver recuadro), aunque también entre los que serán corporaciones.

En este contexto es que el seremi de Educación, Rigoberto Espinoza, responde a Diario El Centro cinco preguntas clave.

 

¿Los colegios que anunciaron que pasarán a ser corporaciones tendrán para este año la obligación de utilizar métodos que no impliquen selección en la admisión?

“De acuerdo a la circular N° 1 de la Superintendencia de Educación los colegios no pueden aplicar métodos de selección de kinder a sexto básico. No pueden considerarse antecedentes académicos ni antecedentes socioeconómicos. No está vigente todavía la nueva Ley de Admisión, que en esta región va a ser del 2018 en adelante, es decir, los papás van a poder postular el 2018 para el 2019, y con ese sistema vamos a poder evitar justamente injusticias, porque, en forma muy cómoda van a poder hacerlo de forma online, de forma aleatoria. No obstante esto, muchos colegios desde el año pasado de manera voluntaria ya están usando sistemas aleatorios desde Séptimo para arriba”.

 

El Ministerio dijo que hablará con algunos sostenedores de copago bajo para intentar revertir la decisión de pasar a particulares privados. Aunque no sea el caso en la región, ¿está la idea de hablar con los sostenedores locales que pasaron a ser privados?

“No. O sea, los colegios podrían desistir perfectamente. Pero ellos tienen la información. Se habló con ellos, incluso cuando ya se tenía claridad de que iban a pasar a pagados-pagados. Incluso vinieron personas del nivel central a explicarles, y por esa razón incluso muchos establecimientos no pasaron a esa calidad; en esta región solo el 1%. Volver a conversar con ellos si es necesario lo hacemos, pero al parecer es una decisión que ya tienen tomada y nosotros no podemos más que recibir lo que ellos han solicitado”.

 

¿Hasta cuánto tiempo se puede demorar un subvencionado que hoy tiene copago en llegar a cero copago?

“No hay un límite definido. En la proporción que la subvención aumenta, va bajando el copago. Además, el copago en estos colegios se congela a partir del próximo año. Un colegio llegará a cero copago cuando su copago sea más bajo que el aporte de gratuidad. Colegios con menos copago se demorarán menos, y otros con copago más alto se va a demorar más años, a lo mejor unos 5 o 6 años”.

 

Antes los colegios no admitían a niños con ciertas discapacidades argumentando que no estaban preparados, por ejemplo, en infraestructura o recursos humanos. ¿Un establecimiento que reciba subvención, bajo la actual Ley de Inclusión, puede dar esa respuesta?

“No debe dar esa respuesta. Vámonos al sistema online. Allí el sostenedor no va a ver físicamente al estudiante. Pero también aquí tiene que estar el equilibrio de que el apoderado tiene que ser asesorado por el Mineduc, por el propio colegio. Porque el apoderado puede estar equivocado cuando insiste en colocar a su hijo en el colegio A, cuando al lado hay un colegio B que es mejor para ese niño con necesidades educativas especiales”.

 

El abanico de posibilidades en colegios particulares subvencionados que se ha anunciado para los papás que quieran cambiar de colegio a sus hijos en Talca ¿es en todos los niveles? ¿Incluso intermedios  como, por ejemplo, segundo o tercero básico?

“En los particulares subvencionados hay muchos colegios en Talca que sí tienen matrícula, pero que vayan a ser del gusto y el agrado de cada apoderado eso ya no puedo saberlo. Y esto va a significar que muchos colegios van a ampliar su proyecto educativo seguramente, pueden a lo mejor crear un nuevo curso. Aquí tiene que producirse un proceso de reacomodo, y cuando se produce una reforma eso es normal”.

 

Daniela Bueno

 

Recuadro1

La situación local

El ambiente educativo en Talca se ha visto agitado desde que dos establecimientos de la comuna -en el marco de la Ley de Inclusión- comunicaran la decisión de pasar a ser particulares privados a contar del 2018, lo que fue acompañado de la comunicación de los nuevos aranceles a sus apoderados, que en promedio implican un alza del 100%.

Desde entonces, algunos apoderados optaron por cambiar de inmediato a sus hijos a otros establecimientos, mientras que otros decidieron organizarse para buscar alternativas de solución. Incluso, hay divisiones en las mismas comunidades educativas, como es el caso del colegio Andes, donde el Centro General de Padres buscó formar una mesa de trabajo con las autoridades del establecimiento; mientras que otro grupo se ha estado reuniendo con autoridades de educación para ver otros posibles caminos.

El escenario es más complejo en el colegio San Jorge, donde alrededor de un tercio de los apoderados presentó un recurso de amparo contra los sostenedores, quienes en entrevista con diario El Centro confirmaron que la decisión no tiene vuelta atrás.

Volver

Comentarios