Sábado, 16 de Febrero de 2019

Calidad del aire

Manifestantes exigen ser trasladados

Sin humo blanco continúa la toma de escuelas concentradas

Dagoberto Ruiz, presidente del centro general de padres y apoderados de la Escuela José Balmaceda y Fernández, dijo que “están cansados de falsas promesas e incumplimientos”, y adelantó que solo bajarán el movimiento si cuentan con una solución concreta

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 13 de Junio 2016

TALCA.- Firme se mantenía ayer el centro general de padres y apoderados de la Escuela José Balmaceda y Fernández en su decisión de no deponer la toma del recinto que comenzó a las 20 horas del pasado miércoles 8 de junio. Fruto de lo anterior, desde el jueves 9 han permanecido sin clases 830 alumnas de ese establecimiento y los 1.200 estudiantes de la Escuela Carlos Salinas, con la cual comparten el uso del ex colegio Integrado Central, ubicado en 3 Sur con 1 Oriente.

Según recalcó el presidente de los apoderados movilizados, Dagoberto Ruiz, han pasado dos meses desde que bajaron la toma anterior para dialogar y hasta el momento no ha habido ninguna solución para el traslado de la Escuela José Balmaceda y Fernández a otro local.

Explicó que “los apoderados ya están cansados de falsas promesas e incumplimientos… El director del DAEM local, Carlos Montero, dijo que había dinero para arrendar durante lo que quedaba de este año, pero no se comprometía para el próximo. Pero las autoridades ministeriales habían dicho que se comprometían para que el 2017 hubiera más dinero. Es un tema de voluntad política, porque los dineros existen. Lo único que falta es que éstos tomen la decisión de hacer este cambio”.

Además, adelantó que solo bajarán el movimiento si cuentan con una solución concreta, “un compromiso escrito y ante alguien que nos dé confianza. Podría ser alguien de Hacienda del gobierno central, que pudiera decirnos que los dineros están, o bien la ministra (de Educación) o alguien que ella mande desde Santiago. En estos momentos, ni el seremi ni el director provincial ni Carlos Montero nos dan seguridad de que vayan a cumplir la palabra”.

 

PERJUICIO

Junto con señalar que “no tenemos intención de producir molestias a la Escuela Carlos Salinas, y lamentamos lo que sus alumnos y apoderados están pasando a raíz de nuestra causa”, enfatizó que no tener clases a raíz de la toma “no es un perjuicio. Hay un malentendido, pues si logramos que nos trasladen, ellos van a ser los beneficiados porque van a tener todo el colegio para ellos”.

Asimismo, el dirigente reiteró que “nuestro movimiento no tiene por fin quedarnos en este establecimiento, sino que las autoridades nos trasladen a otro local en el cual nuestras hijas puedan desarrollas sus actividades en forma normal, y entregar la libertad para que la Escuela Carlos Salinas  pueda efectuar lo mismo donde se encuentran funcionando actualmente”.

 

Liceo Industrial

Sin novedades sigue también la toma del Liceo Industrial, que ayer cumplía su día 12. Christian Montecinos, alumno de 4°H de ese establecimiento, manifestó que tienen nueve demandas. El petitorio contiene nueve puntos, los que se deben cumplir para que bajen la movilización.

Sin embargo, además esbozó que podría haber negociación. “Igual es difícil que nos tomen en cuenta todo el petitorio, lo que es obvio”. Pero recalcó que los materiales básicos para la formación de las seis especialidades que imparte la institución y la modernización de maquinarias, equipos y talleres deberían ser los puntos que no se transen.

Volver