Sábado, 17 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Impacto fue menor de lo esperado

Sistema frontal pasó por la región sin causar mayores emergencias

Onemi informó que no se reportaron daños a personas ni a infraestructura en las treinta comunas. En Talca se reportó un colapso de alcantarillas que afectó a tres casas y la caída de veinte árboles en distintos puntos de la comuna

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 18 de Abril 2016

TALCA.- Un frente con una intensidad menor a la esperada fue el que afectó este fin de semana a la región, dejando daños muy menores y sin que se registraran inundaciones o crecidas de ríos en condición de peligro. Ello contrastó con las regiones Metropolitana, Valparaíso y de O’Higgins, donde hubo víctimas fatales y desaparecidos.

Así lo destacó el director regional de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Carlos Bernales. “El sistema frontal se concentró en la Región de O’Higgins, luego afectó a la Región Metropolitana y Valparaíso, para pasar ayer a la Región de Coquimbo. En el caso de nuestra región, no hubo daños personales ni materiales”.
La autoridad atribuyó este positivo balance a la implementación de un plan de contingencia y a las coordinaciones con las oficinas comunales de emergencia, luego de identificar los puntos críticos de cada zona. “Trabajamos en el plan de invierno de enero a marzo y nos dio pleno resultado”, subrayó Bernales.

CAÍDA DE ÁRBOLES E INUNDACIONES MENORES

Una comuna donde los frentes de mal tiempo son habitualmente violentos y que tienen como factor clave los fuertes vientos es Constitución. Al respecto, Orlando Retamal, de la Agrupación de Respuesta a la Emergencia (ARE) que cubre esa comuna, informó que entre las escasas emergencias se contó la inundación de un patio interior de un edificio residencial, junto a la caída de un árbol, aunque no hacia la calle.

Por su parte, el secretario municipal de San Clemente, René Gaete, otra zona que también cada invierno sufre con personas aisladas y el desborde de ríos y canales, informó que su comuna soportó bastante bien estos días de lluvia, a diferencia de los frentes de mal tiempo del año pasado que alcanzaron mayor intensidad.

Gaete señaló que hasta la noche de ayer no recibían reportes de dificultades desde el retén de Carabineros en el sector de La Mina, es decir, en la zona fronteriza con Argentina. Cabe precisar que durante el fin de semana nevó en la precordillera, dejando siete centímetros de precipitaciones, razón por la cual se debió cerrar el paso Pehuenche.

 

CAPITAL REGIONAL

En el caso de Talca, también se realizó un balance positivo de parte del jefe comunal de emergencias, Juan Valdebenito, quien indicó que todo esto se debió a los trabajos que se realizaron previamente en distintos sectores de la comuna focalizados por los expertos.

Entre las dificultades que se registraron el fin de semana, mencionó la caída de veinte árboles. “Aunque parezca mucho, es un número menor en comparación a otros episodios de mal tiempo”, dijo. Uno de estos árboles cayó el sábado pasado  sobre un vehículo estacionado, pero causando sólo daños materiales.

Valdebenito explicó que en el sector sur poniente de Talca se rebalsó una alcantarilla, afectando a tres casas, situación que fue de inmediato solucionada. Finalmente en uno de los sectores más afectados en el invierno pasado, como fue la villa Río del barrio norte de Talca, ahora la situación fue completamente distinta. Los vecinos explicaron que ello se debió a que hace algunos meses se realizaron obras en los puntos conflictivos, por lo cual, no hubo inundaciones de casas y tampoco calles.

VICHUQUÉN

En la provincia de Curicó, el mayor impacto se vivió en la comuna de Vichuquén. Allí el frente de mal tiempo dejó la ruta La Higuera que comunica a la localidad de Llico con Hualañé, afectando también a la vía que conecta a Aquelarre con Lipimávida está intransitable.

De la misma manera, la ruta entre Llico y Boyeruca se encuentra en muy malas condiciones. Al respecto, el alcalde, Román Pavez, señaló que "los daños se deben a la falta de una mantención. Es una situación que se repite y que afecta gravemente a nuestros vecinos”.

“Personalmente he tomado contacto con autoridades de gobierno para enfrentar este problema y espero tener pronta respuesta por parte del MOP. Nosotros sufrimos cada verano con la tierra y en invierno con el barro y los caminos inundados”, afirmó el jefe comunal.

 

Daniela Bueno

 

Volver

Comentarios