Domingo, 18 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
En el sector surponiente de Talca

Sitios eriazos mantienen en alerta a vecinos de Villa Doña Florencia

Delincuencia, insalubridad y hasta daños ambientales han causado las malas prácticas por parte de sujetos desconocidos en los terrenos en desuso desde hace más de 5 años.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 29 de Agosto 2018

TALCA.- Las consecuencias del terremoto del 2010 aún se ven en varios puntos de la ciudad de Talca, sitios eriazos que permanecen con cierres perimetrales poco efectivos que permiten que estas zonas se conviertan en nidos de delincuencia, algo que sin duda afecta la calidad de vida para la ciudadanía.
Así se pudo conocer a través de una denuncia de una vecina de la Villa Doña Florencia, quien para preservar su seguridad pidió no ser identificada y así poder dar cuenta del malestar que viven los vecinos de la zona surponiente de Talca cuando llega la noche.
La problemática data de hace más de cinco años según cuenta y se ha ido intensificando. Los hechos van desde actos delictivos, insalubridad a causa de la cantidad de basura arrojada en los terrenos, amagos de incendios por las fogatas y ruidos molestos por parte de individuos ajenos al sector.
“Estos sitios eriazos como estaban abiertos, iban constructoras a botar escombros, lo que generó plaga de roedores; adicionalmente a lo anterior de las plagas y la basura, hay jóvenes que son de sectores aledaños y otros no de sectores aledaños, que van a hacer sus reuniones en la noche y hacen fogatas y generan ruidos molestos hasta las 6 y 7 de la mañana, lo que ya se ha levantado con Carabineros y cada vez que uno les llama, ellos dicen que no acceden al lugar porque es riesgoso para ellos, ya que en una oportunidad les tiraron piedras y un carabinero salió accidentado”, explicó la denunciante.
Añadió que “la plaza específicamente y estos sitios eriazos a la fecha no tienen un cierre perimetral, siendo que después del 2010 se generó una ordenanza municipal, en donde el municipio es el mayor responsable de fiscalizar y regular estos sitios, sobre todo cuando generan impacto en la comunidad. Se han generado situaciones con estos terrenos, ahora yo lo vengo levantando activamente desde enero de este año”.
FALTA DE APOYO
La realidad es que el sentir de los habitantes de Villa Doña Florencia es que están desprotegidos por parte de las autoridades, ya que pese a las reuniones, las soluciones se han quedado en promesas, mientras que los jóvenes que hacen uso de estos sitios eriazos se aprovechan de la falta de fiscalización y orden en la zona.
“Aparte está el tema crítico, que ya viene el verano, esto está lleno de basura y abierto, botan botellas del consumo de alcohol de estos jóvenes, donde además en ese sector hay venta y consumo de droga. Cuando me junté con Carabineros, les indiqué este tema del consumo y venta de drogas, que muchas personas venían de poblaciones aledañas y les informé esto”, precisó la habitante del sector.

ROBOS
Los pastizales que facilitan el escondite para los dueños de lo ajeno, han hecho que se susciten actos delictivos y en promedio los vecinos que allí habitan por lo menos una vez han sufrido algún robo, según acusó la denunciante.
“Ha habido robos, por ejemplo donde vivo yo entraron a robar dos veces en el patio algunas cosas mínimas. En una casa subsiguiente a la nuestra también le robaron dos veces, así como otras personas que colindan con estos sectores que les entraron a robar y otros que colindan por la 25 Poniente, pues es una zona que está llena de sitios eriazos que están cerrados con unas mallas y unos polines que no generan ningún cierre, finalmente los terminan sacando”, dijo.

Anaís Duque

Volver

Comentarios