Lunes, 15 de Julio de 2019
Ha pasado un mes desde que Municipalidad se los aseguró

Socios de la Casa del Arte preocupados por dilatación de la renovación del comodato

Tras dos reuniones no se ha concretado la firma de los papeles, y lamentan no poder ya echar mano a la que podría haber sido su principal arma jurídica.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 11 de Marzo 2019

TALCA.- En enero pasado la notificación de la Municipalidad de Talca a la Casa del Arte de que no renovaría el comodato del espacio que ocupan en la 1 Norte, entre 1 y 2 Oriente, significó un gran disgusto en sus alrededor de 45 socios y directorio. Y de paso generó una ola de críticas en la comunidad cultural del Maule, lo que se expresó en redes sociales y una masiva reunión.

La argumentación que han levantado para defenderla es que no se puede terminar algo que históricamente ha sido por y para los artistas maulinos. En un breve recuento, la Casa del Arte nació en los años 40 como iniciativa de talquinos amantes del arte. Más adelante recibieron una casa como donación de parte del ex alcalde Gabriel Pando, la que se mantuvo hasta el año 2001, cuando fue destruida con aprobación del Consejo Municipal para elevar allí un edificio. La administración municipal de la época los dejó que ocuparan el primer (Galería Gabriel Pando) y el octavo piso.

Despojados de todo lo que constituía la antigua casa, los socios de la Casa del Arte alegan que si ya los despojaron del patrimonio material, no es posible que ahora quieran destruir su patrimonio inmaterial: más de medio siglo fomentando la creación artística a través de exposiciones y talleres.

La posterior retractación de la Municipalidad –que informó también diario El Centro- asegurando que el comodato se renovaría por los siguientes 15 años, los tranquilizó. Pero a un mes de ello, y sin las firmas aún, ni nuevas reuniones programadas, dicen estar preocupados.

 

“NO QUEREMOS SORPRESAS”

“La primera reunión la sostuvimos con la señora Verónica Reyes, que reemplazaba al alcalde, y ella nos comunicó que todo quedaría igual, que nos iban a renovar el comodato tal cual dice el decreto 666, que dice que tiene una prórroga automática por 15 años. Después nos citaron el día 5 de marzo. En esa reunión estuvo presente el alcalde Juan Carlos Díaz, una persona del Departamento jurídico y don Yamil Allende (Secretario Municipal). También el alcalde nos dijo que nos quedáramos tranquilos. Pero hasta la fecha no ha pasado nada”, resume Julieta Vásquez, quien ha sido presidenta del directorio de la Casa del Arte por cuatro periodos, y que ahora, tras tres años fuera, se apresta a asumir de nuevo un cargo, liderando hasta ahora las conversaciones con el municipio.

Otro dato que los inquieta es que hace 15 años, cuando también hubo un intento por no renovarles el comodato, ellos pusieron un recurso de protección, en el cual la Corte de Apelaciones les dio la razón. En esta oportunidad, dice Julieta Vásquez, el plazo para presentar el recurso, que era de un mes luego de la notificación, ya venció.

“Esperamos no tener sorpresas, ya que la persona del Departamento Jurídico mencionó por ahí que las leyes cambiaban, y que las leyes no eran renovables. Esperamos que eso no suceda, que si eso es así, que sea desde entonces hasta ahora, y no hacia atrás. Entonces estamos esperando que nos llamen para firmar el comodato por 15 años más como lo indica nuestro contrato y el decreto 666”, sentencia Julieta Vásquez.

 

Actividades

que se van renovando cada mes. Algunas de las del año pasado fueron: “Ecuación infinita” de Virginia Álvarez; “Centro Sur” por un colectivo de artistas de tres regiones del país; y “Color y forma” de Loreto Duhalde.

Además, se realizan entre 12 y 15 talleres cada año. Algunos, los más exitosos, pueden llegan a tener hasta 30 personas, como por ejemplo el taller de Animé y Manga.

 

Volver