Domingo, 23 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Principal templo de Sagrada Familia

Sueldos impagos de trabajadores paraliza recuperación de iglesia terremoteada

Para la obra, el CORE dispuso de más de mil 350 millones de pesos. Por ello, en su rol fiscalizador, consejeros acudieron a terreno para establecer las vías de solución para hacer avanzar las faenas.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 08 de Abril 2017

CURICÓ.-  En un preocupante traspié se encuentra la construcción de la Parroquia Central de la comuna de Sagrada Familia, luego que las faenas paralizaran sorpresivamente a causa de sueldos impagos a los trabajadores, por lo cual en terreno se constituyeron consejeros regionales con la finalidad de buscar soluciones a la situación, no descartándose incluso finiquitar a la empresa ejecutora del proyecto.

La iniciativa considera la construcción de un nuevo templo católico, que reemplace a la anterior estructura de la iglesia de Sagrada Familia, que databa de antes del 1900, y que fue devastada por el terremoto de febrero del 2010. Para las faenas, y para ejecutar un proyecto planteado por el municipio de esa comuna el Consejo Regional, CORE dispuso una inversión de más de mil 350 millones de pesos.

La obra había avanzado en cerca de un 50% hasta cuando los trabajadores, el pasado 23 de marzo, determinaron detener las obras, debido al no pago de remuneraciones, según explicó la consejera regional Isabel Margarita Garcés, quien ayer junto al presidente del CORE, Boris Tapia, y los  consejeros María Angélica Martínez, Manuel Améstica, César Muñoz y Rodrigo Hermosilla se constituyeron en el lugar.

“Íbamos avanzando muy bien, incluso la obra está más del 50 por ciento ejecutada, así que esto fue una sorpresa para todos, más aún porque fue un proyecto que nos costó muchísimo, entonces ese esfuerzo no lo queremos ver deteriorado hoy con esta paralización”, agregó la consejera Garcés, precisando que se están analizando las vías de solución, para a la brevedad retomar la construcción.

 

FALTA DE LIQUIDEZ

Los cores fueron acompañados por la jefa de División de Análisis y Control de Gestión del Gobierno Regional, Magdalena Barría, y el director regional de Arquitectura (del MOP), Gustavo de la Fuente. Este último fue quien graficó la situación señalando “que hay paralización de las obras, producto de una falta de liquidez de la empresa Cosmito, que estaba a cargo; por ello realizaremos la cancelación a los trabajadores y así poder dar continuidad a la obra, a través de las vías disponibles”.

Sostuvo que para esto existen dos caminos. Uno es “que la empresa nos solicitó hacer un traspaso de contrato, o sea, otra empresa con similares características pudiesen asumir la condición actual de la obra, y la otra opción, es poder liquidar el contrato para poder realizar un nuevo proceso de adjudicación a otra empresa”, recordando que una se puede prolongar por cerca de un mes y la otras entre cuatro y seis meses, respectivamente.

Boris Tapia, presidente del Consejo Regional, expresó que “tenemos que fiscalizar las obras financiadas con recursos del CORE. Hoy lo hicimos con la Iglesia de Sagrada Familia, en la que el Gobierno Regional ya ha tomado las medidas para los efectos de que si hay que liquidar la empresa e iniciar obras con otra, ellos ya están conscientes y esperamos que esa situación se normalice”.  

 

SORPRESIVA

DETENCIÓN

En tanto, Rodrigo Hermosilla, presidente de la Comisión de Infraestructura y Vivienda (del CORE), acotó “que los consejeros de Curicó han expresado tremenda preocupación, luego que la empresa manifestara no continuar con la obra, en la que hay una tremenda inversión, un proyecto muy sentido por la comunidad de Sagrada Familia y la verdad es que hemos determinado constituirnos aquí para escuchar cuáles son los pasos a seguir”.

El proyecto contempla construcción de una nueva Parroquia de hormigón armado, con capacidad para 400 personas sentadas, una sacristía, capilla mortuoria, salón parroquial, cuatro salas de reunión para pastoral y catequesis, archivo parroquial, servicios higiénicos y bodega. Considera además restauración de mobiliario, campanas y otros elementos rescatado después del terremoto y que forman parte del nuevo edificio.

 

Volver

Comentarios