Jueves, 20 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
En el Tribunal Oral en lo Penal de Curicó

Testimonios de madrastra y padre de Ángel marcan primera semana de juicio

Vanessa Trigari, la única imputada por la muerte de su hijastro recalcó su inocencia. Por su parte, el padre de la víctima no emitió ninguna palabra en contra de la mujer

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 04 de Septiembre 2016

CURICÓ.- Tuvo que pasar más de un año para que Vanessa Trigari Torrejón entregara púbicamente su versión de la muerte de quien fue su hijastro, Ángel Márquez Zapata, pequeño de cuatro años cuyo cadáver fue encontrado el 26 de agosto del año pasado en un sitio eriazo contiguo al estadio ANFA de la comuna de Molina.

Tal como en su momento lo adelantó el abogado defensor público que la representa, tras los alegatos de apertura del juicio que desde el pasado lunes se lleva a cabo en su contra, en el Tribunal Oral en lo Penal de Curicó, con una voz claramente entrecortada, la mujer de 29 años alegó no tener ningún tipo de responsabilidad en el hecho que se le imputa.

Se trató de una declaración que se extendió por 35 minutos, donde en términos generales, recalcó por un lado su inocencia respecto de la muerte de quien fue su hijastro, mientras que por otro, reconoció el haber cometido el “error” de no haber notificado de manera inmediata a la policía, tras enterarse del fallecimiento de su hijastro, lo que dio paso a una serie de “mentiras” que emitió a fin de ocultar aquello.

“Lo único que yo puedo asegurar es que yo no lo maté. Sí cometí muchos errores en haber mentido mucho, lo reconozco, pero no puedo asumir algo que yo no hice. A lo mejor las mentiras llevaron a que esto fuera más grande, a que esto fuera más mediático. A lo mejor si hubiera hablado desde un principio, esto hubiese sido distinto”, fue una de las frases que profirió entre lágrimas.

 

HERMANO DE ÁNGEL

Sin responsabilizarlo de manera directa, durante su testimonio, Trigari mencionó en reiteradas ocasiones a uno de los hermanos de Ángel, de 11 años, quien le habría advertido respecto a que, en el contexto de un “juego”, el pequeño se encontraba al interior de un bolso, bajo la cama de una de las habitaciones de la casa donde residía dicha familia, y que tras abrirlo, se percató que Ángel ya no tenía signos vitales.

Trigari aseguró que luego de “varios días”, fue el propio hermano de Ángel quien le consultó si podía ir a buscar unas bolsas de basura para poner allí el cuerpo del menor. En su desesperación, la mujer señala que optó por sacar el cuerpo de la casa, envolviéndolo con alusa de plástico y bolsas, echándolo en una “mochila grande”.

Luego de un intento que incluyó un viaje por Curicó, tras bajarse de un minibús, comenzó una caminata por distintos lugares de Molina, junto al propio hermano de 11 años de Ángel, quien de hecho era quien habría cargado la mochila, hasta llegar al lugar donde finalmente el cuerpo fue abandonado, junto al estadio ANFA.

PADRE

Otra de las declaraciones que marcó la primera semana del juicio fue la del padre de Ángel, Freddy Márquez, interrogatorio que se extendió por más de tres horas. Si bien la prensa que estaba presente en la respectiva sala del citado tribunal no fue desaloja, a petición del propio Márquez, el Tribunal Oral en lo Penal de Curicó no autorizó a los profesionales  a “tomar imágenes” o “grabar” la declaración.

Independiente a ello, uno de los puntos que más llamó la atención de sus dichos, da cuenta de una conversación que habría sostenido con un carabinero de civil, quien habría estado con Vanessa Trigari “gran parte de la jornada” donde se encontró el cadáver del menor.

Esta persona le habría contado que sostuvo una “conversación con Vanessa”, indicándole que, “tenía que perdonarla por lo que hizo”, ya que la muerte de Ángel “habría sido un accidente” y que “lo habría callado” por “proteger” a uno de sus hijos, en este caso, quien a la fecha detenta 11 años. “Yo en ese momento pensé que Vanessa lo había hecho (…) Era lo que todos decían”, subrayó, retirándose del tribunal sin emitir ninguna palabra en contra de Trigari.

 

AUTOPSIA

La encargada de cerrar la primera semana del citado juicio fue la perito del Servicio Médico Legal (SML), Vivian Bustos, profesional que estuvo a cargo de la autopsia al cuerpo de Ángel. Junto con recalcar la hipótesis ya conocida respecto a la muerte del pequeño, es decir, que se trataría de una “asfixia mecánica por sofocación” llevada a cabo por un tercero, durante su alocución, la doctora reveló una serie de crudos datos, entre ellos, que en sus últimas 72 horas de vida, Ángel no consumió ningún tipo de alimento sólido, antecedente que refuerza el estado de desnutrición que presentaban sus restos.

Sobre su peso, a juicio de Bustos, por las condiciones en las que fue encontrado el cuerpo, la cifra que fue establecida durante la autopsia (11 kilos), debería estar “muy próxima” a la que tenía al momento de fallecer (lo normal para un niño de su edad es de 16 kilos).

Junto a ello dio cuenta respecto a la presencia de una serie de traumas o lesiones con distintos tiempos evolutivos, llamándole la atención al menos tres fracturas: en la clavícula derecha, en una de sus costillas y en el tobillo derecho (peroné), las cuales tienen su origen cuando el pequeño aún estaba con vida. Se trata de un deterioro que a su parecer se fue intensificando, sobre todo en lo que fue la última etapa del menor, cuando dejó de ser controlado por los profesionales del Hospital de Molina, siendo además retirado del jardín infantil al cual asistía en la propia ciudad.

 

Carlos Arias

 

Audiencias

Debido a la cantidad de pruebas y testimonios que en su momento fueron incorporados en la respectiva audiencia de preparación, se espera que el juicio que se lleva a cabo en contra de Vanessa Trigari Torrejón, se extienda por al menos tres semanas. Las magistradas Graciela Carvajal, Jimena Avendaño y Patricia Möller, integrantes del Tribunal Oral en lo Penal de Curicó, serán quienes, al término de dicho proceso, deberán debatir respecto a la culpabilidad o la inocencia de la única imputada de dicha causa.

 

Volver

Comentarios