Viernes, 19 de Abril de 2019
Operativo estuvo a cargo de Gendarmería

Trasladan a 31 menores al nuevo penal adolescente

El recinto estuvo por tres años a la espera de la llegada de imputados, lo cual finalmente se concretó esta mañana

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 28 de Marzo 2019

Un total de 31 menores fueron trasladados esta mañana por Gendarmería hasta el nuevo Centro de Internación Provisoria (CIP-CRC) ubicado en la ruta entre Talca y San Clemente, recinto que estuvo tres años esperando la llegada de los internos mientras se realizaban obras de mejoramiento que solicitó la institución carcelaria.

 

Así lo confirmaron autoridades regionales de Gendarmería y del propio Servicio Nacional de Menores (Sename), institución que tiene a su cargo la administración e intervención con los adolescentes, ya que la entidad penitenciaria realiza vigilancia perimetral y tiene a su cargo la seguridad en caso de intentos de fuga o incidentes.

 

Noticias relacionadas ver aqui:

Hasta enero se posterga la nueva cárcel de menores

En noviembre próximo partirá nuevo centro cerrado para menores

7,8% de los delitos en la Región del Maule involucran a menores

 

El nuevo CIP-CRC cuenta con equipamiento, tecnología e infraestructura que permite mejorar los procesos de reinserción social, incluyendo escuelas, zonas para deportes y talleres. La unidad penal tiene capacidad para 66 menores y, a la fecha, con la llegada de los internos del antiguo centro cerrado, completó la mitad de la población penal.

 

Según antecedentes de Gendarmería, el traslado se realizó entre las 06.0 y 07.00 horas, con la participación de personal de la Unidad de Servicios Especiales Penitenciarios (USEP) de las provincias de Talca y Cauquenes. El operativo incluyó apoyo externo de Carabineros y concluyó sin incidentes o situaciones de emergencia.

 

Autoridades de Gendarmería destacaron que el antiguo CIP-CRC ubicado en la Avenida San Miguel con el cruce Las Rastras, en Talca, será remodelado en un plazo de dos a tres meses, para luego trasladar allí a las mujeres detenidas en el Centro Penitenciario Femenino (CPF). El nuevo centro para menores tuvo un costo de 6 mil 900 millones de pesos.

Volver