Martes, 25 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Familia pide millonaria indemnización

Tribunal ejecutó diligencia en cementerio por pérdida de restos de lactante

La familia acudía a visitar restos de dos pequeños, hasta que en el 2014 descubrió que osamentas de uno de ellos no estaban. Por ello inició acciones legales pidiendo verdad y una indemnización de 300 millones de peso

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 21 de Marzo 2018

CURICÓ. - Tristeza e impotencia son los sentimientos que mejor representan el sentir de la familia Quitral Vidal. Quienes descubrieron a fines del año 2014, que en el lugar al cual habitualmente llevaban flores para recordar a una de sus hijos fallecidas, estaba vacío sin restos ni evidencia que allí hubieran estado alguna vez, por lo que el caso fue llevado ante la justicia, la que el lunes reciente desarrolló una nueva diligencia, en el camposanto local.
Los hechos que tuvieron su desenlace en el Cementerio Municipal, se arrastran desde la década del 70, cuando el matrimonio de René Arturo Quitral, y Julia Vidal González sufrieron la pérdida de dos pequeños hijos, a poco que estos habían nacido. Convencidos que los restos estaban allí, acudían a visitarlos habitualmente, y a la vez cumplían con los pagos al cementerio hasta el año 2014, cuando decidieron trasladar las osamentas a otro camposanto.

EXHUMACIÓN
En la acción ante la justicia, la familia plateó que “año a año, acudía hasta el cementerio para visitar a ambos hermanitos fallecidos -Diego y Julia- convencidos que estaban allí según los registros del cementerio, y por lo cuales pagaban cada tres años, por los derechos de sepulturas temporales, incluso uno de los hermanos que vive en Estados Unidos viajaba habitualmente para acudir a saludar y recordar a sus hermanitos”.
El 22 de mayo del 2014 se efectuó el desentierro, no siendo encontrados los restos de la menor supuestamente allí sepultada, lo que fue confirmado por el Servicio de Salud del Maule, proceso por el cual además esta familia debió pagar, por una exhumación que no tuvo éxito, ya que no había indicios ni evidencia de los restos de la niña. En todo caso sí se encontraron los correspondientes a su hermanito.
INDEMNIZACIÓN
En esa oportunidad, primero se excavó el sector en que estaba la lápida, pero no se encontró nada, ni vestimentas, ni restos del ataúd, o de los juguetes o enseres que habitualmente acompañan a estos restos; de hecho se indicó que esa parte era tierra virgen, es decir nunca allí hubo sepultación de persona.
Por todo lo anterior, la familia interpuso una demanda civil a causa del daño emocional y moral causado, a través de la cual exigen una indemnización de 300 millones de pesos, pero más aún esperan llegar a la verdad en torno a lo que ocurrió con el cuerpecito de la niña.

DILIGENCIA
La magistrada(s) del Segundo Juzgado de Letras de Curicó, Bárbara Cabello, el lunes se trasladó al patio 6 del cementerio, para desarrollar una diligencia, “la que ha consistido en revisar el lugar en que eventualmente habría estado sepultada la niña; solo pudimos ver un lugar en que existían los restos de una lápida, y nada más”, dijo al explicar que el caso actualmente está en etapa de pruebas para luego dictar sentencia.
Por su parte, el abogado del cementerio, Juan Barrera, indicó que se ha colaborado con la investigación, aclarando “que la municipalidad en estos hechos no posee responsabilidad, ya que el fallecimiento de la menor se produjo en 1976, en que el camposanto estaba en manos del Servicio Nacional de Salud, y solo en 1982 este fue traspasado al municipio, y en ese contexto, difícilmente se puede saber qué es lo que ocurrió antes del traspaso”.
Agregó que la documentación al respecto es escasa: “Solo que hubo sepultación en el patio 6, de tipo temporal, y no hay constancia documental que en el tiempo se hayan pagado los derechos para su renovación, o que hayan sido trasladados”, precisó.

Mauricio Poblete

Volver

Comentarios