Domingo, 18 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Secretario académico se refirió al estado del plantel tras retomar normalidad

U. de Talca: acuerdos alcanzados tras toma dan cuenta de “un cambio cultural”

En Curicó también se bajó la movilización, con un acuerdo por el error en la asignación de beneficios estudiantiles. Se estaba a la espera de lo que sucediera en campus Linares.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 11 de Julio 2018

TALCA.- Ayer a las 14.30 horas se retomaron las actividades académicas en el campus Lircay de la Universidad de Talca. La toma feminista que duró 39 días quedó atrás, y ayer fue tiempo de reflexiones de sus protagonistas.
En este sentido, el secretario general de la Universidad de Talca, Rodrigo Palomo, indicó que “las universidades son catalizadoras de conflictos, aquí hay un termómetro de la sociedad, por lo tanto la universidad debe ser permeable a discutir estos temas (...) Por cierto que creo que la universidad es una mejor universidad después de solucionar y de proyectar la solución de estos conflictos. Es una universidad que se ha dado cuenta, que ha recogido la posta de los estudiantes y que pretende dar cuenta también de este cambio cultural”.


De parte de las líderes de la toma, una de sus voceras, Eliana Adams, detalla también lo que para ellas fue la ganancia: “Primero la fuerza de la unión en torno a la causa feminista, es decir, nos movilizamos los y las estudiantes como desde hace siete años no se veía”.
En segundo término comentó que estos acuerdos efectivamente “permiten avanzar en una universidad que sea más segura para las y los compañeros”, esto a la vez que reconoce que para completar la tarea se debe seguir “dando una lucha que es de cambio cultural, cambio social, y entendemos que hoy estamos dando uno de los primeros pasos dentro de la universidad”.
En esta misma línea lamentó que hoy el acoso sexual no esté contemplado como delito en la legislación chilena.

 

ACUERDOS
El origen y centro de la toma siempre fue el tema de la violencia de género. En este sentido, hubo cambios en el protocolo que el plantel tenía sobre este tema, los que seguirán trabajándose, pero que hasta el momento involucran, según detalló el secretario general, “mejorar el trabajo de la comisión Ad Hoc, la comisión que recibe desde los estudiantes las denuncias. Y además un trabajo con secretaría general, con asesoría jurídica de la universidad”.
La autoridad universitaria indicó también que en la actualidad se está trabajando con “un número importante de denuncias”.
En cuanto al profesor al que se acusó en la Facultad de Derecho en el primer caso que gatilló la toma, especificó que se encuentra “actualmente suspendido de sus funciones académicas” a la espera del sumario que está en curso.
Respecto a este punto Eliana Adams indicó que es lo que esperaban para lograr “dar mayor resguardo a las víctimas”.


Desde ahora también se hará exigible una declaración jurada para los nuevos funcionarios, en la cual se comprometen a no caer en este tipo de conductas. En el caso de los funcionarios que ya están, ésta será voluntaria.
En los otros temas de género hay acuerdos como aceptar el nombre social de los estudiantes transgénero, avanzar en la paridad de género en la bibliografía, capacitaciones y talleres a estudiantes sobre temáticas de género, y la inclusión de un ítem de comportamiento no sexista en la evaluación docente, entre otros.

 

OTROS CAMPUS
El secretario general también dio a conocer que el lunes pasado también se depuso la toma en Curicó, dando por resuelto el tema del error que llevó a que algunos estudiantes aparecieran como que no contaban con beneficios estudiantiles que sí habían obtenido.
En el caso del campus Linares se estaba a la espera de los resultados de una asamblea que se realizaría ayer en la tarde; y el día de hoy se firmarían acuerdos en Santiago.

Daniela Bueno

Volver

Comentarios