Sábado, 17 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Desde enero a mayo, aseguran, aumenta cantidad de accidentes

Vecinos de Lomas de Rauquén protestan por líquidos en la ruta a Pencahue

El problema ha sido planteado en la municipalidad de Pencahue desde hace tres años. Según los habitantes lo único que han logrado es que se reduzca la velocidad por sectores.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 29 de Abril 2018

TALCA.- El pasado jueves por la noche Hena Albornoz fue protagonista de un accidente de tránsito en el kilómetro cinco del Cerro La Virgen del camino a Pencahue. El conductor de una camioneta chocó de frente su vehículo WR-V 2018, mientras la mujer se dirigía a su casa en Lomas de Rauquen. “El venía a una velocidad mayor a la permitida, estaba lloviznando y debido al jugo que desechan los camiones que pasan por el sector, perdió el control y terminó impactándome”, contó.
Su accidente causó preocupación entre lose vecinos de Lomas de Rauquén, quienes la tarde de este sábado protestaron en la ruta K-60, en el kilómetros seis entre Talca y Pencahue. Al unísono gritaban: “¡No más jugo!”, asegurando que el causante de los accidente en la zona es el jugo que sale de los camiones de carga de uva y tomate que recorren el lugar.
“Esta no es una problemática nueva. Desde Pro-Pencahue llevamos tres años tratando de buscarle soluciones. Hemos asistido a reuniones con la alcaldesa Lucy Lara sin resultados positivos. El líquido que segregan los camiones que pasan por acá quedan sobre la vía, imposibilitando el tránsito seguro por la zona. El año pasado cuatro accidentes ocurrieron solo en un día”, explicó Evelin Gajardo, vecina de la zona.

MENOS VELOCIDAD
El año pasado la intención de los vecinos era lograr que desde la municipalidad de Pencahue se lograra establecer una ordenanza que regulara el paso de vehículos de carga pesada por la carretera. “Asistimos a varias reuniones y el único resultados fue que se redujera la velocidad permitida para el tránsito por algunos sectores de la vía, así como la asignación de multas para aquellos camiones que los carabineros descubrieran arrojando agua a la vía, pero esto no nos ha ayudado a erradicar el problema y su principal consecuencia que son los accidentes de tránsito”, destacó Gajardo.
Para Álvaro Cárcamo, vecino de la zona, los esfuerzos de la municipalidad de Pencahue, Talca y el Gobierno Regional debe estar enfocado en fiscalizar a los vehículos de carga pesada que transportan uvas y tomate, principales causantes el derrame de líquido resbaladizo en la carretera. “Debe atacar directamente a las empresas para que ellas se responsabilicen por sus vehículos de transporte”, dijo.
La cantidad de accidentes se incrementa entre enero y mayo aseguraron los vecinos en la protestas, pero según una fuente policial es entre febrero y la quincena de marzo cuando más choques, derrape y vuelcos se producen en la zona. “Cuando la temporada de vendimia está en pleno apogeo es cuando más se ve líquido en la vía y se registran más accidentes. La lluvia del jueves pasado limpió la vía”, comentó el funcionario policial.

SOLUCIONES
Eduardo Cárcamo comentó que colocar partes a los camioneros por 70 mil pesos, no es la solución apropiada. “En la mañana y tarde es una vía de mucho flujo vehicular, sobre todo escolares”.
Además de colocar una malla de mayor resistencia a las cargas que no permita el movimiento de los tomates y las uvas y con ello que los vegetales se aplasten, Eduardo Cárcamo cuanta que hay una vía alternativa por Rauquén, que conecta con la orilla del río Claro y el sector La Tinaja, que podría ser habilitada para acabar con el problema.
“Las autoridades nuevas deben conocer sobre lo que estamos viviendo y si no nos prestan atención nos organizaremos y cerraremos el paso desde el río. Son nuestras vidas y las de nuestros hijos las que están en peligro”, aseguró Claudia Veloso, otra vecina de la zona.

Fraymar Pagua

Volver

Comentarios