Martes, 25 de Junio de 2019
Unas sesenta personas salieron a la calle

Vecinos de Santa Olga y alrededores protestan acusando lentitud en solución habitacional

Dicen sentirse “estancados”, ya que a casi un mes de la tragedia siguen viviendo en carpas, albergues, o en el mejor de los casos, como allegados. Gobernador de Talca señaló que “hay muchos rumores y desinformación”.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 16 de Febrero 2017

CONSTITUCIÓN.- A tres semanas de que los incendios forestales llegaran al secano costero de Constitución y arrasaran pueblos como Santa Olga, Los Aromos y Las Corrientes, sus vecinos dieron la primera señal de inquietud colectiva por el proceso de reconstrucción en curso.

Ayer se materializó en una protesta en la que participaron unas sesenta personas, principalmente de Santa Olga. Con pancartas hechas en cajas de cartón salieron a la ruta L-30 y manifestaron a los medios presentes que les preocupa no contar aún con soluciones que les permitan salir de los precarios lugares donde hoy están: carpas, albergues; y los menos, en casas de familiares.

“El viernes tienen que salir de los albergues y no ha habido soluciones. No han llegado las platas (bonos) de los arriendos ni de los enseres tampoco. ¿Y adonde se va a ir toda esta gente? Más encima no las dejan entrar con casitas de emergencia. Aquí nos tienen estancados”, dijo Roxana Montecinos a nombre de los vecinos, recordando además que el otoño y el mal tiempo están “a la vuelta de la esquina”.

A continuación tomó la palabra Isabel Ugal, quien acusó que “traten de empezar a preocuparse. Nosotros no queremos que nos regalen todo, estamos dispuestos a trabajar porque queremos nuestras casas, queremos volver a vivir de forma digna, estamos cansados de que nos prometan”.

 

URGENCIA Y

DISCONFORMIDAD

Cabe recordar que, tal como fuera dado a conocer por la ministra de Vivienda, Paulina Saball, en reuniones con dirigentes de las comunidades afectadas, las medidas llamadas “transitorias” implican la entrega de un bono de arriendo de 200 mil pesos que puede ser utilizado tanto para arrendar una casa por el periodo que sea necesario mientras le reconstruyen, como para aquellas personas que van a quedar como allegadas.

Una de las personas presentes en la protesta, Carolina Soto, dijo que su principal problema es que no ha recibido aún este bono. Explicó que actualmente ella, su esposo y su hijo están en casa de un primo, de donde les urge salir pronto. “Es que ya son tres semanas”, dice en tono de queja.

“Nos están diciendo que son de a 200 personas, y tienen que ir viendo”, contó en relación a la respuesta que dice haber recibido.

Por otra parte, Nelda Silva dijo que no ha preguntado por su bono porque no cree que podrá utilizarlo. De lo que ha averiguado dice que “no hay arriendo en Constitución. Toda la población está en ‘Conti’ (sic). Y lo que costaba 200, piden 300 (mil)”, por lo tanto, agrega, prefiere que le permitan instalar una mediagua en su terreno.

Por otra parte, los presentes también se manifestaron disconformes con el bono de enseres. “¿Quién va a reconstruir una casa con un millón de pesos?, nadie”, gritó uno de ellos mientras el resto apoyó. Esto porque aunque se llama “de enseres”, es un bono a libre disposición de las personas, y muchos pensaron en comprar con él materiales de construcción.

Finalmente, manifestaron su rechazo a que el comedor que actualmente funciona en Santa Olga pueda cerrar el viernes próximo.

 

VERSIÓN DEL

GOBIERNO

Para el gobernador de Talca, Armando Leppe, lo que ocurrió ayer tiene que ver principalmente con desinformación. “Intencionada o no intencionadamente los vecinos echan a correr rumores (…) Yo me he encontrado con muchos de esos casos”, manifestó.

De esta forma, aclaró que si bien efectivamente para hacer entrega de los bonos de arriendo se aplican una serie de filtros que implican que el beneficio no sea inmediato para todos, los mismos vecinos manifestaron la necesidad de asegurarse bien que los que lo reciban sean verdaderos afectados. Agregó que se han entregado unos 1400 bonos de enseres y que se les ha sugerido que quienes no reciben el bono de arriendo, puedan sacar dinero de ahí, “mientras” se les tramita el otro.

En cuanto al tema de que no se estaría dejando a las personas instalar mediaguas en sus sitios, respondió que eso corre sólo para aquellos que estaban de forma ilegal en franjas donde no se puede volver a reconstruir.

Además, de acuerdo a la autoridad, está la posibilidad de mantener abierto el albergue por más tiempo, y descartó también el inminente cierre del campamento humanitario donde se entregan raciones alimenticias.

Volver