Lunes, 18 de Diciembre de 2017
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Niñas permanecen estables en la Unidad de Neonatología

Venciendo poco alentador pronóstico, nacen siamesas en Hospital de Talca

Recién nacidas comparten corazón, el que tiene una malformación que disminuye las probabilidades de sobrevivencia

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 21 de Junio 2016

TALCA.- “Estamos bien como pareja, estamos felices, mis bebés están estables por ahora”. Así describió Jordy Barría la situación en la que están sus hijas Wesney Antonella y Emely Estefany, las dos niñas siamesas que nacieron en el Hospital Regional de Talca en la noche del domingo.

Provenientes de Parral, la joven pareja de padres permanece junto a las pequeñas en recinto hospitalario, dada las condiciones en las que se encuentran las recién nacidas, las que están siendo monitoreadas en la Unidad de Neonatología.

Con un pronóstico médico adverso, las pequeñas lograron llegar al mundo, pese a que su diagnóstico no es muy alentador. Es que las siamesas nacieron unidas por el tórax compartiendo el corazón, el que además tiene una malformación.

Respecto a las expectativas de vida, el director del Hospital Regional de Talca, Alfredo Donoso, señaló que “son pocas porque esta malformación -corazón con seis cavidades- no permite la separación de las siamesas. En algunos casos, se separan y quedan los dos niños vivos o en otros se privilegia la vida de uno de ellos pero en este caso parece que ninguna de las opciones es posible”.

La baja probabilidad de sobrevivencia, en todo caso, había sido informada a los progenitores. Pese a ello, el padre de las siamesas asegura que, pese a que sus hijas están vivas, “los doctores tienen la opinión de decidir qué pasa más adelante (…) La última opinión la tienen los doctores y yo confío en ellos”.

Consultado por la posibilidad de buscar opciones en otros lugares, incluso, fuera del país, Jordy Barría respondió que “obviamente, uno como padre va a querer y queremos que se vea todo hasta el último, pero yo confío en los doctores para que ellos decidan lo que va a pasar”.

 

EVOLUCIÓN

De acuerdo a lo informado por el director del hospital, tras el nacimiento -ocurrido en horas de la noche del domingo pesando más de cuatro kilos entre ambas-, las siamesas presentaron un cuadro de saturación de oxígeno pero se fueron estabilizando rápidamente.

En la jornada de ayer correspondió alimentarlas “para ver si hay otras malformaciones y si toleran bien la alimentación”, afirmó el doctor Alfredo Donoso.

Agregó que por el momento están las menores en Neonatología “con todos los cuidados que corresponden. Por el momento no tienen mayores complicaciones. La madre se encuentra bien, visitando a sus niñas”.

 

Claudio Rojas

Volver

Comentarios