Martes, 18 de Diciembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Este domingo celebraron con una misa el día de la Divina Pastora

Venezolanos piden contundencia en el mensaje del Papa Francisco

Para no incumplir con sus contratos laborales, no asistirán a la visita del Sumo Pontífice a Santiago.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 15 de Enero 2018

TALCA.- Venezolanos residentes en la región del Maule pidieron al Papa Francisco, tras su próxima llegada a territorio chileno, mayor contundencia a su mensaje con respecto a la crisis económica, política, social y humanitaria que atraviesa su país natal, pues consideran que, hasta la fecha, su discurso se ha tornado esperanzador y pacífico, pero con poca firmeza.
“En la homilía de hoy, el padre habló del poder de cambio que trae la presencia del Papa en los países, nosotros como venezolanos queremos que visite nuestro país y pueda sentarse a mediar ante la crisis en la que vivimos. Su mensaje debe ser más contundente contra los gobernantes”, aseguró Roger López, ingeniero con más de seis meses de residencia en Chile.


Para Francia Fuenmayor, agrónoma venezolana, el Papa “es de tendencia socialista y ha cumplido con sus compromisos sociales, pero en el caso de Venezuela ha actuado de manera pasiva. El conoce la situación de primera mano, porque se ha reunido en varias oportunidades con el clero venezolano. Sin entrar profundamente en el tema político, el podría interceder en las reuniones que se están llevando a cabo entre Gobierno y oposición en República Dominicana y, de ser el caso, reunirse propiamente con Nicolás Maduro”.
Las últimas declaraciones del Sumo Pontífice sobre la situación de Venezuela, fueron realizadas el pasado 8 de enero de 2018. En su mensaje al cuerpo diplomático del Vaticano, con un marcado tono político, en el que alentaba a la realización inmediata de elecciones generales y destacó que la crisis “política y humanitaria cada vez es más dramática y sin precedentes”.
“Este ha sido el mensaje más firme que en todo este tiempo ha enviado el Papa al país y sus gobernantes. En cinco años de supuestos diálogo, solo ha quedado más precariedad y sufrimiento. Lo que se ve en los medios de comunicación es poco para lo que realmente se vive, por eso el mensaje del Papa debe ser más contundente”, opinó Juan Andazoras, venezolano residencia en Talca.

 

SIN ASISTENCIA
Pocos serán los venezolanos residenciados en Talca que asistirán este martes al encuentro y misa en el Parque O\'Higgins, con motivo de la visita del Sumo Pontífice a la capital chilena. Carlos Hernández, argumenta que viajó al sur en busca de mejoras laborales para ayudar a su familia en Venezuela, “por eso uno tiene que cuidar su pega, es difícil que las empresas le den premiso”. Ana Pérez, asegura que por televisión verá la trasmisión de la llegada y la misa del Papa en Chile. “Hay que cumplir con los contratos, nuestra legalidad en este país depende totalmente de ello”.

 

CON FERVOR
A pesar de los 7.751,6 kilómetros que separan a Talca de Barquisimeto, ciudad de la zona centroocidental de Venezuela, las fronteras no fueron excusas para que los venezolanos y, muy especialmente los llamados “guaros”, residentes de dicha ciudad, conmemoraran con alegría el día su patrona, la Divina Pastora.
Cada 14 de enero en la capital del estado Lara en Venezuela, se realiza la tercera procesión más grande del mundo. Con fervor y devoción, los creyentes trasladan en brazos por más de 7,5 kilómetros la imagen de la virgen hasta la Catedral de Barquisimeto, para que posteriormente, “La Pastora”, como es conocida, realice un recorrido de tres meses por las más de 40 parroquias de las diferentes barriadas de la localidad.
Con una misa solemne de acción de gracias en la Catedral de Talca, los venezolanos no dejaron pasar por alto la fecha. Inundados de nostalgia, recordaron que justo cada 14 de enero caminaban junto a familiares para agradecer los favores concedidos. Tal es el caso de Marianella Rodil, quien llegó a la iglesia con una pequeña imagen de la virgen en mano, como si desde su casa cumpliera con su procesión.


“Es difícil estar lejos de casa, pero desde donde esté voy a vivir este día con la devoción que corresponde. Allá acostumbrábamos, desde los primeros de enero, a ir a visitar la imagen y esperar con ansias la llegada de la procesión”, contó la joven.
Durante su homilía, el padre Sergio Cerecera Gajardo, perteneciente a la parroquia El Sagrario, aseguró que se trataba de una fecha especial de los hermanos venezolanos, “nos unimos a ellos en esta fiesta mariana. Sabemos que han sufrido y están sufriendo. Pedimos que la visita del Papa Francisco sea un nuevo impulso para la fe”.
Durante la comunión, el pan y el vino fueron acompañados por una bandera venezolana y un rosario con los colores propios de la nación, de manos de jóvenes que aseguraron; ruegan porque lleguen las mejoras al país que los vio nacer y “les ofreció tanto”. Para culminar la eucaristía, los hermanos chilenos rindieron homenaje a la virgen y a los presentes con el himno de la Divina Pastora. Entre lágrimas, los venezolanos agradecieron el gesto.


Fraymar Pagua Rojas

Volver

Comentarios