Martes, 25 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Acusa falta y negligencia en el Registro Civil

Víctima no puede obtener posesión efectiva por culpa de doble inscripción de su padre

Ricardo Montesino oriundo de la comuna de Colbún lleva 11 años tratando de solucionar el problema

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 08 de Mayo 2016

TALCA.- “A través de este medio de comunicación es que decidí contar  mi grave caso de falta de servicio y negligencia que ha tenido el Registro Civil en mi contra desde hace ya 11 años”, así de categórico y rotundo fue Ricardo Montesino, quien reside actualmente en Colbún.

La historia resulta a ratos insólita, pues según explicó la víctima, en el año 2004 falleció su hermano Alejandro, quien era soltero y “por negligencia administrativa del Registro Civil, no he podido obtener la posesión efectiva que me corresponde. Mi padre, Alfredo Montesino Gajardo, hijo de Alfredo Montesino González y María Rosario Gajardo, fue inscrito en su nacimiento el 17 de marzo de 1930, en Santiago en la oficina de Recoleta, por escritura pública y por sentencia legal, es decir fue inscrito legalmente”, contó. Continuó señalando que “el año 1942, el Registro Civil aceptó y avaló un acto absolutamente ilegal, cometido en contra de mi padre, aceptando las falsas declaraciones efectuadas por mi abuelo, Alfredo Montesino González, y su tercera cónyuge, Dina Martínez. Le dijeron a un funcionario que mi padre Alfredo Montesino Gajardo lo habían tenido antes de casarse y que no estaba inscrito. Lo inscribieron nuevamente como Alfredo Montesino Martínez”.

 

FALTA DE RIGUROSIDAD

Lo que reclama Ricardo es la poca rigurosidad, supuestamente, de parte del Registro Civil. “Existen departamentos encargados de verificar, cotejar y fiscalizar si las declaraciones de las personas que inscriben a sus hijos son ciertas o falsas, como lo fue en este caso. Mi padre al final tenía doble inscripción. Le usurparon su verdadera y legal identidad por una falsa. Este error nos ha costado 11 años de trámites y litigios para poder solucionarlo”, señaló molesto.

Para Montesinos, esta falta les ha traído a su familia y a él mismo, un daño moral y económico irreparable, debido a que “el Registro Civil ocultó durante 10 años -2005 a 2015- la existencia de la doble inscripción de mi padre.  Hemos enviado cartas  enviadas a tres directores nacionales del Registro Civil que han pasado durante estos años, pero nada. Incluso a uno le envié el ADN de mi padre con la falsa madre, Dina Martínez, que arrojó exclusión de maternidad”.

 

LUEGO DE 10 AÑOS

Después de una  década, el servicio de identificación le envió un oficio reconociendo que Alfredo Montesino Gajardo y Alfredo Montesino Martínez son la misma persona, y que efectivamente tenía doble inscripción de nacimiento.

“El tema es que queremos que esto se sepa, porque la Unidad de Investigación del Registro Civil existía el 2005, cuando falleció mi hermano. Por esta falta de servicio, negligencia y ocultamiento de la verdad, llevo 11 años esperando una disculpa y una explicación, para entender por qué no he podido obtener la posesión efectiva que me dejó mi hermano y que legalmente me corresponde. Es un injusto e increíble caso que me aqueja. Ojalá que la actual directora del Registro Civil disponga lo pertinente en el estatuto administrativo del servicio, y se corrija esta ilegal situación”, subrayó.

Volver

Comentarios