Sábado, 22 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
En viaje a Medellín, Colombia

Accidente aéreo enluta al mundo del fútbol

Un Avro Regional Jet 85 de la compañía boliviana Lamia se trasladaba con 81 personas a bordo, entre ellas la plantilla de Chapecoense, que anoche tenía que disputar la final de ida frente a Atlético Nacional

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 30 de Noviembre 2016

Chapecoense de Brasil era la sorpresa de la Copa Sudamericana 2016. Fue el primer equipo en sacar boletos a esa gran final, en la cual tenía que enfrentarse anoche al Atlético Nacional de Medellín de Colombia.

En su gran campaña había dejado en el camino a Cuibá de Brasil, luego al Independiente de Argentina, al Junior de Colombia y al San Lorenzo de Argentina. Y ahora tenía que medirse con el actual monarca de la Copa Libertadores.

Sin embargo, esa brega de ida de esta definición fue suspendida por la Confederación Sudamericana de Fútbol. Conmebol suspendió oficialmente la final debido al accidente del avión que transportaba al equipo brasileño.

 

ACCIDENTE

El accidente se produjo en las inmediaciones del cerro El Gordo, en la jurisdicción del municipio de La Unión, en el departamento de Antioquia (noroeste), cercano al aeropuerto José María Córdova de Medellín, situado en el vecino municipio de Rionegro.

Un Avro Regional Jet 85 de la compañía boliviana Lamia se trasladaba con 81 personas a bordo, entre ellas la plantilla del equipo de fútbol brasileño.Esto enluta a Latinoamérica por la magnitud de la tragedia, que dejó 75 muertos y 6 sobrevivientes.

Según la Aeronáutica Civil de Colombia (Aerocivil), además de los 22 jugadores del Chapecoense, en el avión viajaban 28 dirigentes, miembros del cuerpo técnico e invitados especiales del club brasileño, así como 22 periodistas y 9 tripulantes, que según la aerolínea eran todos de nacionalidad boliviana.

La administración del Aeropuerto Internacional José María Córdova de Medellín, explicó en un comunicado que el avión “se declaró en emergencia por fallas eléctricas, según lo informado a la torre de control de la Aeronáutica Civil”.

La delegación había partido el lunes de Sao Paulo hacia la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra donde abordaron el avión de Lamia que nunca llegó a su destino por causas que todavía se desconocen.

El siniestro conmocionó al mundo, en especial al deportivo lo que fue lamentado por autoridades, clubes y futbolistas. La Confederación Brasileña de Fútbol manifestó su consternación por el accidente al igual que la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), que anunció la suspensión de todas sus actividades.

 

NO VIAJARON

Por decisión técnica, lesiones o simplemente azar, nueve futbolistas del plantel del Chapecoense no viajaron con el resto del plantel para disputar la final de la Copa Sudamericana ante Atlético Nacional. Esta situación les permitió no estar en el fatídico vuelo que cayó en las cercanías de Medellín y que dejó un saldo de 76 muertos.

“Muy triste, me levanté con esta noticia, todos me llamaron. Me estaba recuperando de una lesión y felizmente no viajé. Este club maravilloso, unos compañeros de primera. Estoy muy triste. Es muy difícil todo esto. Acá está todo el mundo esperando noticias. Recen por mis compañeros que iban en el viaje”, dijo Alejandro Martinuccio.

El delantero argentino pidió viajar con la delegación a Colombia, pero desde el cuerpo médico le dijeron que mejor se siguiera recuperando de su lesión y así pudiera estar en óptimas condiciones para los futuros duelos del “Chape”.

Además del trasandino, no estuvieron en la tragedia Rafael Ramos de Lima, Demerson Bruno Costa, Odair Souza, Andrei Alba, Hyoran Kaue Dalmoro, Moisés Ribeiro Santos, Marcelo Boeck y Nivaldo.

Volver

Comentarios