Lunes, 18 de Diciembre de 2017
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Pablo Milad, tras la renuncia de los hermanos Díaz

“Aquí nadie ganó”

El presidente de Curicó Unido aseguró que “hasta último minuto” mantuvo contacto con los jóvenes, tratando de convencerlos para revertir aquella decisión

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 06 de Febrero 2017

La renuncia de los hermanos Diego y Luis Felipe Díaz a Curicó Unido se presentó como un hecho que no estaba en los planes de nadie, menos a estas alturas, con la segunda etapa del campeonato de la Primera “B” en pleno desarrollo.

 Sobre el tema, el presidente de la escuadra albirroja, Pablo Milad, aseguró que “hasta último minuto” mantuvo contacto con los jóvenes,  tratando de convencerlos para revertir aquella decisión, lo que en definitiva no ocurrió.

Respecto a la situación que desencadenó dicha medida, Milad recalcó que se trata de una metodología que esgrime el cuerpo técnico comandado por Luis Marcoleta, “para generar un remezón” en los jugadores, que por diversos motivos han bajado su rendimiento.

La molestia de los jóvenes de 20 años, surgidos desde la propia cantera del club, se generó ya que, al arribar a la práctica, en específico, del martes de la semana pasada, no encontraron sus implementos para entrenar, siendo informados que debían hacerlo, pero con el plantel de la sub-19, recalcando que se trataba de una decisión de carácter técnico.

 

ATENTOS

“El profe (Luis Marcoleta) trabaja en base a hacer remezones, para que el equipo despierte”, agregó el presidente, asegurando que nunca hubo la intención de faltarle el respecto a los muchachos, o que se “sintieran ofendidos”, ni mucho menos de perjudicarlos. 

“Siempre les dijimos que esto era momentáneo, que se sometieran esto, porque se hace siempre”, subrayó. “Yo hablé con los chicos, les dije que esta era una medida momentánea, les dije fueran a entrenar a cadetes, ya que el profe lo más seguro es que la próxima semana los tendría de vuelta. Nadie echó a los chicos Díaz, al contrario, volvieron a su categoría, que es cadetes. Hasta mayo les dura esa categoría y solo para que volvieran con otra motivación, con una disposición diferente”, agregó.

 

OBSTINADOS

A pesar de los esfuerzos plasmados por el gerente técnico y el propio mandamás, en definitiva, los mellizos Díaz dejaron de pertenecer a la escuadra albirroja.

Sobre tal postura, Milad acotó que los jóvenes fueron demasiado “obstinados”, sin mostrar mayor “flexibilidad”, y a su juicio, “muy mal orientados”, más aun cuando, estaban siendo tomados en cuenta, con la proyección que eso conlleva.

“Esto se hace en el fútbol normalmente, no sé si es bueno o malo, es según como lo tomes. Si tú tienes una baja tolerancia a la frustración, un orgullo muy grande y te sientes ofendido, a lo mejor te puede hacer más daño. Pero otros chicos lo sienten como un desafío, cuando vuelva la voy a romper. Y esa es la finalidad que le dio el profe, aquí no se ha ofendido a nadie”, recalcó.

 

MEDIADOR

Por último, Milad se mostró llano a transformarse en un “mediador”, a fin de gestionar un encuentro entre las partes, destinado a revertir la partida de los mellizos, hijos de otro ex futbolista, Luis “Sarmiento” Díaz. “Aquí nadie ganó, ni ellos ni nosotros. Al contrario, Curicó Unido fue el que perdió”, concluyó.

En lo futbolístico, tras su segundo fin de semana consecutivo sin poder ver acción oficial en cancha, Curicó Unido ha seguido disputando encuentros de carácter amistoso. El sábado pasado, el plantel se desplazó hasta Talcahuano, a fin de enfrentarse ante Huachipato. En definitiva, el duelo concluyó con una caída ante los locales por 3-1.

El tanto para los albirrojos corrió por cuenta de Franco Bechtholdt. De no mediar algún hecho de último minuto, Curicó volverá a las canchas el próximo sábado desde las 20.00 horas, cuando en el estadio La Granja reciba a Cobreloa.

 

Carlos Arias

 

Volver

Comentarios