Martes, 13 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
Su fuerte son las aguas abiertas

Benjamín Ibáñez apuesta en grande en las pruebas de largo aliento

Luego de varios años en la natación, incluso llegando a vestir los colores de la selección chilena, este sanclementino se enfoca en los desafíos que tendrá durante este 2018, donde buscará estar dentro de los primeros puestos

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 14 de Enero 2018

A los seis años, Benjamín Ignacio Ibáñez Parada se dio cuenta que la natación era lo suyo. Al ver a su hermano mayor comenzó a practicar y a tirarse los primeros piqueros en la piscina de San Clemente, sin pensar que en un futuro sería uno de los grandes de este deporte en el Maule.
Partió en los cursos de verano y ahí fue donde los profesores se dieron cuenta del potencial, además de conseguir buenos resultados.
Por eso se sumó a un club de natación de la comuna sanclementina, el que funcionaba un par de días en la piscina de la Universidad Católica del Maule (UCM), por lo que debía viajar para poder entrenar.
Su primera competencia fue la Copa Soprole, a nivel local, cuando tenía 11 años, para luego ser parte de un evento nacional desarrollado en La Serena. De ahí comenzó el salto en su carrera deportiva, siendo parte en diferentes campeonatos en el país y conquistando excelentes resultados, sobre todo en citas de medio fondo. La prueba que le acomodó en esa inicial etapa fue los 200 metros mariposa y luego los 400 metros libres.

SUDAMERICANO
Su máximo logro fue el tercer lugar en el Sudamericano juvenil, efectuado en Valparaíso el año 2013, donde compitió en 200 metros mariposa, superando a destacados nadadores de esta parte del continente. En definitiva, logró subirse al último escaño del podio, vistiendo los colores de la selección chilena.
La clasificación a ese certamen internacional lo alcanzó gracias al primer puesto obtenido en una justa a nivel país, registrando la marca mínima para poder llegar a ese Sudamericano.
“Fue lo máximo en ese momento, nunca pensé que podía estar dentro de los mejores, no lo podía creer. Tenía la ambición de llegar a la final, pero no quedarme con una medalla. Tenía 14 años, así que fue una tremenda alegría también para mi familia, que me acompañó en ese momento tan importante en mi vida. Tuve una gran preparación, lo que me ayudó para conseguir este resultado”, comentó “Maluco”, como le dicen cariñosamente sus amigos.

 

ODESUR
Su pasada por la Roja de natación continuó, porque en 2014 clasificó - luego de sacar los boletos en un selectivo - a los Juegos Odesur, que se efectuaron en Santiago. “El estar ahí fue una experiencia tremenda, ya que era muy fuerte el nivel, al encontrarme con nadadores olímpicos y que tienen un mayor recorrido en esta disciplina, lo que hizo complejo quedarme con una medalla”, sostuvo el integrante del Club deportivo Montessori.
Durante cuatro meses se preparó para los Juegos Suramericanos, al mando de Daniel Garimaldi, quien hasta la actualidad sigue entrenando a Kristel Kobrich. Aunque finalmente terminó, todo ese año, bajo las órdenes de este destacado entrenador de Argentina.
De a poco fue ganando bagaje en este deporte, que en la zona ha proyectado a reconocidos exponentes.

 

AGUAS ABIERTAS
Con el objetivo de conocer mayormente las aguas abiertas, Benjamín comenzó su etapa en esta disciplina de los deportes acuáticos en el 2016. Cuando se inició en esto, se dio cuenta que era distinto a nadar en piscina, en cuanto al tipo de nado, de respiración, de los circuitos, que son de más de un kilómetros, dependiendo también el clima y donde se lleve a efecto el certamen, porque puede ser en el mar, en laguna, lago o en el río.
El debut en esta especialidad fue en un campeonato nacional en Santiago, donde conquistó el segundo puesto en 5K.
Debido a esa marca, el oriundo de San Clemente de 19 años clasificó a los Juegos Bolivarianos de Playa, efectuados en Iquique.
Mientras que en 2017 se proclamó campeón nacional en 5K de aguas abiertas, en evento ejecutado en la Laguna Curauma.

 

ÚLTIMA
La última presentación de Benjamín Ibáñez fue en Pucón, una competencia previa al Ironman. Dicha cita de aguas abiertas contó con la presencia de cerca de 100 deportistas de diversos puntos de Chile y de Argentina.
En este certamen consiguió el primer puesto en los 6K, donde tuvo que recorrer toda la península de Pucón, partiendo en el sector La Poza hasta Playa Grande. Consultado por el resultado obtenido, indicó: “Fue un buen inicio de año de cara a lo que viene, al enfrentarme a destacados nadadores, pero pude conseguir el primer lugar al plantear una buena estrategia y cambié el ritmo en el momento preciso para dejar atrás a los demás competidores”.
Tras esta pasada, el sanclementino se abocará a su preparación de cara al selectivo que entregará pasajes a los Juegos Odesur de Cochabamba, Bolivia, y al Sudamericano adulto de aguas abiertas, así que la agenda para este 2018 viene más que recargada, siempre con la convicción de poder seguir brillando en estas pruebas de largo aliento.


La meta es ser protagonista, pues este maulino es ambicioso, aunque tiene claro que debe ir paso a paso. Por otra parte, no han sido pocos los obstáculos ante la falta de apoyo, aunque Benjamín manifestó que de a poco ha ido consiguiendo respaldo. “Quiero agradecer a la Corporación de Deportes de San Clemente y a la dueña del Colegio Montessori, Carmen Mella, por el apoyo prestado, pero también hago un llamado a las personas o a las empresas que pueden colaborar con la preparación que se viene de cara a las múltiples competencias, con eso podré seguir dando alegrías”.

Félix Ruiz

Volver

Comentarios