Viernes, 16 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
Rusia fue duro rival

Chile metió, pero no fue suficiente

Un pálido empate firmó la Roja sobre los anfitriones de la Copa Confederaciones, en un amistoso previo al torneo. Con Vidal y Sánchez en cancha, la escuadra nacional se vio mucho mejor. La última brega preparatoria de los chilenos será contra Rumania

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 10 de Junio 2017

La selección de Chile empató 1-1 con Rusia en un partido amistoso jugado ayer en el Estadio Arena CSKA y que era preparatorio para la Copa Confederaciones, que parte el próximo fin de semana en territorio ruso y en el que la Roja debutará ante Camerún el domingo 18 de junio, a las 14.00 horas.

En un primer tiempo aceptable y con una idea de juego clara, el equipo nacional fue superior a su rival de turno, pero eso no lo graficó en el marcador, motivo por lo que recién, en la segunda parte, llegarían los goles para ambas escuadras.

En la inicial etapa, el jugador desequilibrante en el equipo tricolor fue Arturo Vidal, quien mandó en la zona media y también fue el principal agente ofensivo, pues Eduardo Vargas no cumplió una correcta actuación como piloto de ataque.

En estos  compromisos, el técnico Juan Antonio Pizzi está viendo en escena a los jugadores que pretende utilizar en este certamen internacional, en el cual hará su estreno y que consiguió la clasificación por el hecho de ser el actual monarca de América.

Alexis Sánchez, que se incorporó el jueves a la concentración chilena, fue el abrelatas que necesitaba la Roja para entrarle al cerco local y así adelantarse en el marcador al principio de la segunda parte, aunque los rusos empataron poco después.

 

HISTORIA

Nunca antes en la historia, rusos y chilenos se habían enfrentado, aunque la URSS sí jugó en seis ocasiones contra el equipo chileno.

“Macanudo” apostó por un equipo muy ofensivo con Pablo Hernández de eje y con Arturo Vidal de enlace, con una delantera con José Pedro Fuenzalida y Martín Rodríguez como acompañantes de Eduardo Vargas.

El portero del Manchester City Claudio Bravo y el mediocampista del Celta de Vigo Marcelo Díaz ni siquiera entraron en la convocatoria. Mientras, los locales salieron de inicio con un Smólov como único delantero, pero con varios jugadores ofensivos en el centro del campo.

Los rusos salieron fuertes y, de hecho, tuvieron las dos primeras ocasiones de gol, aunque ambos disparos de Glushakov y Kombárov salieron desviados por poco.

Los chilenos pudieron inaugurar el marcador a los 12 minutos por medio de Mauricio Isla tras un buen pase desde la derecha, pero Akinféev salvó a su equipo con una atajada felina.

Vidal, que se tomó el partido muy en serio, como es habitual en el futbolista del Bayern, remató hasta tres veces de cabeza en la primera media hora, pero solo una entre los tres palos.

De hecho, marcó un gol en un gran cabezazo a la salida de un córner a los 38 minutos, pero el árbitro lo anuló por un supuesto empujón, decisión que no le gustó para nada al número 8 de los visitantes y a la parcialidad de Chile en general.

 

REANUDACIÓN

En la reanudación pareció que el equipo local adelantaba líneas y presionaba más a la salida del balón. Herrera, que apenas había tenido oportunidad de mostrar sus cualidades en el primer tiempo, despejó con muchos apuros un disparo de Smólov.

No obstante, la entidad que se pondría arriba en el marcador sería la elenco nacional. Mauricio Isla aprovechó un pase en profundidad al corazón del área para marcar el primer gol del partido con un disparo  pegado al poste derecho de la portería defendida por Akinféev, que no pudo hacer nada para evitarlo en los 56 minutos.

El asistidor del “Huaso” fue el tocopillano, que había ingresado un poco antes ante la ovación del público presente.

Los chilenos cometieron el error de echarse atrás y tras una jugada dudosa en la que los locales pidieron penal por supuesta mano de Isla, los rusos marcaron después de un tiro de esquina y un  magnífico cabezazo del central Vasin, en los 67 minutos.

 

INICIATIVA

Los rusos parecieron tomar la iniciativa, mientras los chilenos acusaron el cansancio del viaje y no encontraron su juego. Además de es, los entrenadores introdujeron numerosos cambios.

Solo Glushakov inquietó a la zaga de la Roja con una chilena que obligó a Herrera a contener de manera notable.

Ahora, los chilenos viajarán a Rumania a enfrentarse a la selección local, último partido de preparación antes del inicio de la Copa Confederaciones. Dicho encuentro será este martes, desde las 14.00 horas

Volver

Comentarios