Viernes, 20 de Julio de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Dos selecciones quedan en el camino

Croacia jugará su primera final mundialera ante la favorita Francia

Inglaterra y la entidad croata definieron el último cupo en esta gran definición del Mundial de Rusia 2018, en un partido en el que comenzó ganando el cuadro inglés, pero que terminó festejando el elenco que dirige técnicamente Zlatko Dalic y, de paso, se transformó en la gran sorpresa del torneo que termina el domingo a las 11.00 horas

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 12 de Julio 2018

Mbappé o Modric. Pogba o Rakitic. Griezmann o Mandzukic. Moscú coronará como campeona del mundo a la selección de Francia o a la de Croacia, la única superviviente este miércoles en el estadio de Luzhniki, al batir 2-1 a la escuadra de Inglaterra en el tiempo extra.


Los pupilos de Zlatko Dalic se impusieron pese al desgaste físico y de estar en desventaja en el marcador desde el minuto cinco de juego. Sumado a eso, forzaron la prórroga por tercer encuentro consecutivo, al vencer en octavos a Dinamarca y en cuartos a Rusia por penales. Y en la fase grupal tuvieron 100% de efectividad, al doblegar a Nigeria, Argentina e Islandia.
La historia del conjunto ajedrezado pudo seguir ampliándose, ya que este grupo capitaneado por Luka Modric mejoró lo realizado en 1998, por esa escuadra de Croacia que fue cuarta y que fue liderada por Davor Suker y Robert Prosinecki. Quedarán en la memoria del fútbol croata, pero no se conforman solamente con llegar a la final, al ir por la sorpresa este domingo a las 11.00 horas de Chile, frente a la poderosa selección de Francia, que también tiene algo que decir, al ser favorita, aunque eso en la cancha no corre. Los franceses vienen de eliminar a Bélgica al ganarle por 1-0 con gol de Umtiti.

 

GOLES
Cuando recién algunos espectadores se estaban acomodando en el estadio Luzhniki de Moscú Kieran Trippier anotó de tiro libre en los 5’ para dejar sin opciones al portero Danijel Subasic.
La escuadra de Gareth Southgate vio favorecido su esquema gracias a la tempranera ventaja. Inglaterra se refugió en campo propio, apostó por el contragolpe y pudo liquidar el encuentro. No obstante, Maguire, Kane y Lingard fallaron en la última puntada. Y eso lo terminó pagando muy caro, ya que los goles se hacen, no se merecen.
Los ingleses se sintieron en la final antes de tiempo. Modric despertó y tomó las riendas de Croacia. Los pupilos de Zlatko Dalic demostraron gran amor propio y comenzaron a arrinconar a su rival. Además, en la segunda etapa, los croatas entraron a matar o morir, pues no le quedaban más chances, mientras que Inglaterra empezó a dar licencias defensivas, considerando que sus zagueros cometieron varias desinteligencias.

 

PARIDAD
Por eso, los hinchas no se extrañaron que el empuje de los croatas terminara con la paridad conseguida por Iván Perisic a los 68’. El propio autor de la igualdad pudo ser el héroe de la noche en Moscú, pero el vertical izquierdo del meta Jordan Pickford se lo impidió. Con un cuadro ajedrezado superior terminaron los 90’. Y como el resultado indicaba un empate 1-1 debieron definir en el alargue.

 

OPCIONES
Las opciones de gol se sucedieron en ambos pórticos, pero los balcánicos siempre se mostraron más claros y evidenciaron que el cansancio no sería un problema. Así llegó el minuto 112, el cual fue el del desahogo.
Mario Mandzukic pasó a la historia de su país, pues aprovechó la duda de Stones y sacó un zurdazo con el alma, el cual infló las redes y decretó el paso a la final.
“No somos conscientes de lo que hemos hecho. No sé qué decir. No es normal, esto es un milagro”, admitió un emocionado delantero de la Juventus.
Mandzukic, sostuvo: “Esto solamente lo puede conseguir un gran equipo, un equipo valiente, que está jugando el torneo con un gran corazón”.
Para la final ante Francia indicó que quieren seguir disfrutando de jugar al fútbol y que saldrán “como leones” para disputar el título frente al cuadro galo.

Volver

Comentarios