Miércoles, 14 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Se mantiene al acecho

Curicó hizo la tarea

No sin complicaciones, los albirrojos vencieron anoche, por la cuenta mínima, a Unión San Felipe, gracias al tanto convertido por Leonardo Olivera, en la que fue la primera pelota que tocó tras ingresar desde la banca

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 20 de Noviembre 2016

Jugando los últimos 20 minutos con un hombre menos, Curicó Unido logró una sufrida victoria por la cuenta mínima ante Unión San Felipe, puntos que le permiten a los albirrojos continuar al acecho del ahora líder de la Primera “B”, San Marcos de Arica. Se trata del tercer triunfo consecutivo y el cuarto en el estadio La Granja, resultado que le permite mantener el invicto que detenta, siendo el único equipo de la división que todavía sostiene aquella estadística.

Si bien tras el pitazo inicial, durante la primera fracción, Curicó se generó al menos tres oportunidades para ponerse en ventaja, los locales no tuvieron la fineza necesaria a la hora de definir ante Jonathan Salvador. De hecho, al minuto de juego, Alfredo Ábalos asistió a Mikel Arguinarena, pero su remate salió muy recto, justo donde estaba el citado portero.

En términos generales, los locales instalaron a los aconcagüinos en su propio terreno, sobre todo gracias a la presión que ejercieron en la salida.

A los 19’, tras centro a ras de piso de Nelson Rebolledo, Sebastián Rivera no pudo conectar con precisión. Por su parte, a los 39’, luego de un tiro de esquina, el ahora chileno, Rodrigo Riquelme, se elevó más que todos, pero su cabezazo se fue desviado solo por centímetros.

 

POCA CLARIDAD

Luego del descanso, el estratega, Luis Marcoleta optó por realizar dos modificaciones: una obligada, ya que Francisco Silva se resintió de una dolencia, y otra de carácter técnico, que fue el ingreso de Fabián Hormazábal por Sebastián Rivera.

Los forasteros continuaron con su libreto, con un claro orden en la parte posterior, sin pasar mayores zozobras. Fue en el aspecto ofensivo donde Curicó no tuvo la claridad ni las variantes necesarias para complicar a los aconcagüinos. Tras los citados cambios, a los locales solo les quedaba una variante, siendo el delantero Leonardo Olivera el encargado de ingresar.

 

PRIMERA PELOTA

Tras un par de cabezazos en plena área de San Felipe, el último de ellos de Franco Bechtholdt, el propio Olivera, en la primera pelota que lograba tocar, a los 75’ consiguió vencer a Salvador, desatando la euforia de los mil 990 espectadores que arribaron al principal estadio de la provincia cabecera norte del Maule.

Se trata del segundo gol que convierte el delantero, tras el tanto que le marcó a La Calera en Quillota. Luego de aquello, se generó una trifulca entre jugadores de ambas escuadras, lo que, en definitiva, fue zanjado por el árbitro, José Cabero, con la expulsión del lateral Nelson Rebolledo. La visita reclamó de paso asegurando que se trató de un tanto “viciado”, por la posición que tenía Olivera al anotar.

 

PUNDONOR

De ahí en más, con un jugador menos, los albirrojos se pusieron el overol y, con más pundonor que fútbol, lograron conservar la ventaja, ya que San Felipe se fue con todo en la búsqueda de, al menos, una paridad.  Fue el momento donde además surgió la figura del arquero, Luis Santelices, que fue clave a la hora de justificar el resultado.

Primero al minuto 86, despejando al tiro de esquina un remate a quemarropa en plena área local, y de manera posterior, ya en los descuentos (se disputaron siete de adición), luego de un disparo cruzado de Alfio Lorenzo.

Gracias a la sufrida victoria, Curicó sumó 25 puntos en la tabla general de la “B”, dos menos que el líder, San Marcos de Arica. El siguiente desafío de los albirrojos será en la Cuarta Región, cuando el próximo sábado deban enfrentar a Coquimbo Unido.

Volver

Comentarios