Viernes, 24 de Mayo de 2019
18 fechas sin perder

Curicó Unido estuvo intratable en el norte

Los de Luis Marcoleta siguen invictos y punteros en el torneo de ascenso de la Primera B. Ayer, derrotaron a domicilio a San Marcos de Arica y, además, le secaron seis puntos de ventaja

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 20 de Febrero 2017

Curicó Unido se encuentra atravesando por un gran momento y no por el azar, sino más por un  trabajo bien planificados del cuerpo técnico que comanda Luis Marcoleta.

Los del Maule Norte, quienes registran 18 fechas sin perder, siguen invictos y punteros en el torneo de ascenso de la Primera B. Por la quinta fecha de la  segunda rueda, los torteros se impusieron (4-1) a San Marcos, en duelo disputado ayer tarde, en el estadio  Carlos Dittborn.

Los de la banda diagonal púrpura comandan la tabla general, totalizando 42 puntos; mientras que los de Arica ahora quedaron a seis enteros (36) de un elenco que tiene excelentes individualidades, quienes aportan en plano colectivo. Así quedó ratificado en la brega contra el Santo, que  no pudo contrarrestar el peso de un plantel  que conoce su oficio.

 

APERTURA

Todos tenían clara la película. Había que meter, a raíz de que se enfrentaban dos candidatos para subir de manera directa. De ahí que el cotejo pintaba, porque desde el arranque ambos equipos lanzaron a sus mejores efectivos del arranque.

San Marcos tomó la manija del pleito, pero aquel dominio territorial no tenía mayor profundidad, salvo una intentona de Bryan Taiva (7’), pero el portero Luis Santelices contuvo el remate. Mientras que  Curicó Unido estaba al acecho de cualquier posibilidad que se pudiese producir a través de una contra.

Y,  cuando el reloj del árbitro Jorge Osorio marcaba 14’, los curicanos marcaron mediante Leonardo Olivera, quien recibió un perfecto paso de Javier Elizondo. El atacante no tuvo problemas para liquidar al guardián Santiago Morandi.

Un rato después, los torteros pudieron haberse matriculado con la segunda estocada. Pero, Eric Godoy falló (20’) en el intento de cabeza. Arica estaba herido y no tenía poder de recuperación. Eso le pasó la cuenta.

 

DOS MÁS

Los de la banda diagonal nuevamente se abrazaron, gracias a Gary Tello (30’), que fue asistido por Elizondo. Luego reaccionó el rival con Matías Arrúa, Bryan Taiva y Francisco Ibáñez. Pero, aquellas intentonas se quedaron en eso, ya que Santelices se mostraba sólido.

Luego, Nelson Rebolledo despachó un lanzamiento que encontró la cabeza de Eric Godoy, quien decretaba el tercer tanto. Mientras que a los de Ariel Pereyra se les perdió la brújula. Los nortinos atacaban más con corazón que fútbol. El desorden era total. Los centros llovían y en una de esas, Francisco Ibáñez marcaba el descuento (47’), pero el juez  central anuló el tanto por una carga ilícita sobre el aquero forastero. A esas alturas, Curicó Unido era el justo vencedor y  se fue el descanso con un buen ahorro.

 

VERTIGINOSO

Los ariqueños estaban obligados a salir con todo para intentar darle la vuelta a un partido clave. Por ello, los curicanos sabían que debían jugar con la desesperación y presión de un rival que  no encontraba el tono. A raíz de eso, el técnico local hizo ingresar a Méndez, Castro y Silva. Precisamente, este último fue el autor del descuento (47’). Y, en la otra trinchera, Luis Marcoleta se la jugó por una sustitución. Ingresó Fabián Hormazábal por Leonardo Olivera (64’), porque los nortinos se envalentonaron.

Tras cartón, Elizondo tuvo el cuarto; no obstante, el guardián  mandó la pelota al tiro de esquina. Luego, Méndez también se lo perdió, esta vez, para el elenco del Santo. El cotejo estaba prendido. Los del Maule apostaron sus fichas a Alfredo Ábalos (Gary Tello, 73’) para que intentara manejar el balón. El juego era vertiginoso y cualquiera podía anotar. A los 83’ Rebolledo sacó un centro, pero Elizondo no alcanzó a cabecear. Y, en los 84’ Michael Silva falló en inmejorable posición y a los 85’  enfrentó solo al portero Santelices, pero su remate salió desviado.

Caería el cuarto para los torteros. Apareció destapado Ábalos y paró Santiago Morandi, quien dejó picando la pelota que capturó Fabián Hormazábal (90+1).

Volver