Martes, 23 de Enero de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Es un jugador clave

El drama de Marcelo Díaz, el cerebro de la Roja

“Carepato” es el jugador que entrega el equilibrio, el que debe mantener la calma cuando sus compañeros se mandan en ataque para ir a buscar la portería contraria, el juego al que Chile jamás renuncia. Esa final de la Copa Confederaciones quedará marcada por ese error garrafal

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 04 de Julio 2017

Si Alexis Sánchez es el genio y Arturo Vidal el corazón, Marcelo Díaz es el cerebro de la selección chilena de fútbol. Por eso, es más doloroso su fallo garrafal en la final de la Copa Confederaciones ante Alemania.

“Carepato” es el hombre tranquilo, el que debe mantener la calma cuando sus compañeros se mandan en ataque para ir a buscar la portería contraria, el juego al que jamás renuncia la Roja, incluso sin importar el rival que tiene enfrente, que en esta final fue el actual campeón mundial, pese a que llegó con un plantel plagado de jugadores jóvenes, pero que cuentan con un gran despliegue físico y que juegan en las grandes ligas de Europa.

El jugador del Celta de Vigo nunca pierde la compostura, ni la posición. Si Gonzalo Jara o Gary Medel suben, él les cubre las espaldas; si Mauricio Isla o Jean Beausejour tardan en volver, Díaz les hace la cobertura. Es un jugador clave y que le da el equilibrio a la escuadra nacional.

Su importancia se vio en el partido contra Australia, cuando su ausencia dejó al equipo sin el norte claro y a merced de las arremetidas de los gigantones oceánicos.

 

ACCIDENTE

En la final ante Alemania todo iba bien hasta que a los 20 minutos ocurrió un “accidente”, como lo definió el propio técnico de Chile, Juan Antonio Pizzi. La tienda germana, que no había cruzado el campo hasta ese momento, intentó armar un contraataque, pero la defensa chilena logró retroceder a tiempo.

El balón fue a parar a Isla, que se lo cedió atrás a Marcelo, mientras el resto de futbolistas comenzó ya a mirar a la portería contraria.

Marcelo vio que se le acercaba Stindl y, fiel a los dogmas de estilo de La Roja, no le dio el balón a Bravo, sino que giró y cuando intentaba jugar el balón apareció Werner, jugador con el que no contaba el chileno.

El resultado fue el único gol del partido y la jugada que decidió la final, ya que los chilenos no se recuperaron del mazazo hasta bien entrada la segunda parte, cuando ya era demasiado tarde.

El volante formado en la Universidad de Chile saltó al campo en la segunda parte, pero estaba claro que no había superado el trauma y fue sustituido por Pizzi, que lo abrazó cuando se retiraba de la cancha.

Marcelo Díaz, futbolista que destaca por su facilidad de palabra, era inconsolable en el túnel rumbo a los vestuarios, pero dio la cara ante la prensa.

 

DECLARACIONES

En sus declaraciones, el mediocampista de 30 años llamó a no bajar los brazos y seguir creciendo con vistas a los partidos clasificatorios para el Mundial de Rusia, el próximo gran objetivo del equipo chileno.

Y es que los chilenos tienen aún que viajar a las alturas de Bolivia y recibir a Paraguay. Además, debe enfrentarse en Santiago a Ecuador, que aún tiene opciones, y terminarán la fase de clasificación en Brasil, que ya está clasificado a la próxima cita planetaria, en Rusia 2018.

Aparte de colocarle el pecho a las balas ante las consultas de los diferentes medios de comunicación, publicó una emotiva carta en las redes sociales dirigida a la afición chilena en la que comparó lo que él mismo calificó de “fallo garrafal” con la muerte de su hermano hace 14 años y aseguró que ese error le acompañará durante toda su vida.

“La vida es para los valientes”, dijo, en un claro mensaje de optimismo de cara al futuro del fútbol chileno.

 

COLMO

Para colmo de males, según informaron los medios españoles, el Celta, que ahora dirige Juan Carlos Unzué, tiene al seleccionado en la lista de transferibles junto a Drazic y Álex López. Esto luego que el técnico entregó una lista de 22 jugadores con los que enfrentará la próxima campaña en la Liga.

En la última temporada, Marcelo Díaz fue perdiendo protagonismo en Vigo. Acompañado por varias lesiones, solo jugó 26 partidos con los españoles, de los cuales en 17 comenzó como titular.

Volver

Comentarios