Martes, 19 de Junio de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Rangers- U. San Felipe 1-0

El gol llegó desde el banco

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 02 de Octubre 2016

Unión San Felipe casi hizo su negocio en el Estadio Fiscal de Talca. Aguantó hasta a los 64 minutos  frente a un Rojinegro que le costó demasiado en romper  el asertivo  bloque defensivo. Precisamente, el gol llegó desde el banco, gracias a una jugada que liquidó con sangre fría Sebastián Céspedes. Apenas llevaba  7’ en cancha cuando el público- dos mil 455 personas- terminó por  explotar.

Los del río Claro sumaron tres  puntos de oro –firmaron 15 enteros- en el duelo correspondiente a la octava fecha del torneo de ascenso de la Primera B. Además,  los de Héctor Alamandoz  mantienen  el invicto  actuando  en casa.

PASADA

El Rojinegro no tuvo su  mejor versión durante la primera parte. Unión San Felipe cortó  los circuitos por las  bandas y, además, juntó  a mucha gente en el mediocampo. Aquello  complicó a los dueños de casa que solamente llegaron en un par de oportunidades a la portería de Jonathan Salvador.

El tema no era menor, teniendo en cuenta que- en el papel- los del Valle  del Aconcagua  se perfilaban como un rival  abordable. Sin embargo, los de Talca se enredaron, porque no  había un claro generador de fútbol.

Todo hacía pensar que en el arranque de la segunda fracción habría novedades. Pero eso no ocurrió. Almandoz determinó seguir con el mismo equipo, dando la impresión que deseaba darle  a sus  dirigidos un golpe de confianza.  Y así  fue.

 

CON TODO

Los del río  Claro  partieron con todo. Matías Campos López  tuvo varias oportunidades  para haber abierto la  puerta sanfelipeña,  pero el delantero  no estuvo  fino.  El técnico lo aguantó en cancha hasta  que pudo. Luego, Almandoz, quien terminó expulsado por el árbitro Claudio Aranda, se la jugó  con Sebastián Céspedes, que aparte del gol, le dio otro cariz a la escuadra dueña de casa que quedó al debe en el trabajo colectivo.

Solo algunas  individualidades terminaron por levantar a un Rojinegro que debió sudar para imponer sus términos sobre un rival que, sin bien tuvo un par de posibilidades en la puerta del guardián Luis Aseff, se conformaba con una igualdad. Era un buen negocio para los del Valle.

 

Iván González

 

Volver

Comentarios