Sábado, 22 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia moderada
San Marcos estuvo certero

El Rojinegro recibió lección táctica

Los ariqueños sumaron tres puntos de oro ante un rival que se aleja de la punta y más encima perdió el invicto en casa

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 30 de Octubre 2016

En el fútbol solo gana el que marca más goles. Esta es la máxima.  No hay otra. Las demás facetas del juego no computan. Ninguna. Ni los tiros a puerta, ni la posesión del balón, ni los lanzamientos de esquina, ni la brillantez, ni los tiros a los palos. No hay la posibilidad de vencer  un duelo a los puntos.

San Marcos así lo entendió. Se impuso 2-1 al Rojinegro, en uno de los duelos insertos en la décima fecha del campeonato de la Primera ‘B’. Con  aquel resultado, los del río Claro se alejan de la punta, porque quedan estancados en los 16 puntos- los mismos que luce Curicó Unido, que juega este lunes en La Granja- y los de Arica treparon hasta el segundo lugar, totalizando 18 enteros, dos menos que el puntero Santiago Morning.

 

PASADA

Aparte del triunfo de San Marcos – con tantos de Michael Silva (26’) y José Martínez, (89’) le dio una lección táctica al Rojinegro  que tuvo una noche negra. Se vio pasado a llevar en la primera fracción, incluso llegaron en una sola oportunidad al arco rival. Nicolás Rivera sacó un centro, pero la pelota terminó pegando. Muy pobre para un equipo  que  buscar regresar a la serie A.

No se pudo ganar un pleito en el cual  había  tres puntos de oro sobre la mesa y de ahí que en la segunda parte algo cambió en los de Talca.

El ingreso de Nino Rojas y  Nicolás Trecco en algo le cambiaron el rostro, en la segunda parte,  a un elenco que perdió el invicto en casa.

El tanto de Jorge Sotomayor –en la igualdad transitoria (1-1) levantó  a un publico que vio a los nortinos bien armados, gracias al sólido trabajo colectivo,  que fue liderado por Matías Arrúa.

 

NADA

Si los nortinos hubiesen ganado por más goles, no habría extrañado.  Los palos salvaron al Rojinegro y la actuación del guardián Luis Asseff. Los del río Claro también fueron pasados a llevarse en el medio terreno, por tanto, se necesitaba con urgencia un generador de fútbol para abastecer a Sergio Comba, quien siempre  tuvo una marca personal.

El argentino necesitaba una pelota con ventaja, la cual nunca llegó. El pleito estaba pintado para Juan José Albornoz. Lo hicieron calentar diez minutos y el técnico Héctor Almandoz terminó olvidándose del talquino, porque  prefirió otra opción. Al final se perdieron tres puntos  que  podrían costar caro.

Volver

Comentarios