Domingo, 18 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Orlando Poblete Vásquez tiene tremendas condiciones

El villalegrino que sueña con ser el dueño del pórtico de Rangers

El puesto de arquero es el más ingrato, está llena de sacrificios, más aún cuando un joven maulino tiene que viajar todos los días desde su natal Villa Alegre para luchar por un puesto en el equipo talquino. Por estos días, es el segundo guardián, ya que Felipe Godoy está siendo titular debido a la lesión de Jaime Guzmán. El Rojinegro tiene porteros para el futuro

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 30 de Octubre 2017

Todos los jóvenes saliendo de cuarto medio piensan en qué carrera estudiar, en su futuro más cercano. Sin embargo, la vida de una joven promesa del fútbol es distinta, ya que su vida debe girar en torno a esta actividad.
Es en los primeros años donde los deportistas deben enfocarse de lleno, ser disciplinados, además de poseer grandes condiciones para tener la opción de éxito en su carrera deportiva. Es un camino largo por recorrer, pero que a Orlando Nicolás Poblete Vásquez lo entusiasma a seguir en el fútbol, lo que tanto le gusta y apasiona. Actualmente es parte del plantel profesional de Rangers, siendo el tercer arquero, aunque por estos días le ha tocado ser el segundo portero debido a la lesión de Jaime Guzmán, por lo que Felipe Godoy es el titular. Pero como dice un dicho popular, el que la sigue la consigue, este guardián está mentalizado en seguir adquiriendo la confianza y la experiencia necesaria para algún día llegar a ser el dueño del pórtico del Rojinegro.

 

HISTORIA
Con escasos 10 años se dio cuenta que lo suyo era defender los tres palos en Villa Alegre, ya que sus raíces son en la comuna de las naranjas, aunque debido al trabajo de sus padres, nació en San Carlos.
A los 5 años retornó a suelo villalegrino, más precisamente al sector de la Estación Villa Alegre. Ahí fue donde se entusiasmó con todo esto de la pelota. En todo caso, como tenía las cualidades, a los 14 años se sumó a la Escuela de Fútbol de Palestino en Talca, donde se encontró con Felipe Jara, otro de los jugadores que hoy defiende la casaquilla piducana.
Al año siguiente debutó con la camiseta de O’Higgins, club amateur del sector donde vive hasta el día de hoy este portero que recién cumplió 21 años.
Después de eso se probó en la tienda centenaria, hasta que quedó, aunque debió convencer a sus entrenadores de la época para finalmente unirse a las series menores.

 

METAS
Nada se le ha dado fácil y gracias a su constancia, esfuerzo y sacrificio ha ido cumpliendo con sus metas. Es un jugador fuerte de mente y que tiene clara la película de cara al futuro. Consultado por esta oportunidad que ha tenido en el fútbol, el guardián es mesurado y se enfoca netamente en responder dentro de la cancha, haciendo lo que más sabe, atajando cada pelota que le llega. “Tengo que aprovechar esta posibilidad, mi vida es como la de cualquier deportista de alto rendimiento. Me levanto temprano, voy al gimnasio, me cuido en las comidas, además de ser un profesional las 24 horas del día, nada muy diferente a la de cualquier joven que se esfuerza por lo que le apasiona, que en mi caso es el fútbol”, expresó.
Como es oriundo de Villa Alegre, desde muy pequeño debió viajar hasta Talca, lo que significa un esfuerzo mayor y un costo familiar importante, sobre todo para su madre Yoana Vásquez Garrido. Sus inicios, sus metas y proyecciones las analizó con Diario El Centro.

 

¿Cómo evalúas tu paso por las divisiones menores de Rangers?
“Bueno y de mucho aprendizaje, ya que tuve que pasar por muchas etapas para llegar al primer equipo, donde pude conocer a varios compañeros de los que logré rescatar grandes cualidades y sin duda uno de mis pilares fue mi entrenador Martín Gutiérrez. Cuando ingresé al primer equipo hubo una gran diferencia, de lo que puedo reconocer que el roce con jugadores profesionales y la ayuda del profesor José Yates me ha hecho crecer aún más”.

 

¿Cómo llegas al primer equipo?
“Cuando era parte de la juvenil entrenábamos en las mañanas y en las tardes íbamos con algunos compañeros al grupo de proyección. Un día el profesor Luis Flores me llamó al camarín para decirme que me subían al primer equipo y que quedaba como cuarto arquero”.

 

¿Cuáles son tus características como portero?
“Me considero un arquero intuitivo, lo que me ayuda mucho a mejorar las acciones de uno contra uno; acostumbro a jugar un poco adelantado y aprovechar mi envergadura para cubrir más la portería”.

 

¿Qué proyecciones tienes en el fútbol?
“A corto plazo, en primer lugar, seguir mejorando con el plantel profesional. Segundo, estar en los planes del cuerpo técnico para el próximo año y, tercero, pelear el puesto con los titulares. Siempre me esforzaré y daré todo por estos colores”.

 

¿Cómo es el día a día de los porteros de Rangers?
“Por lo general dos veces a la semana nos reunimos los arqueros en la mañana para hacer el trabajo de fuerza, después entrenamos con el profesor José Yates y dependiendo, si se ocupa arquero, ingresamos a los trabajos grupales”.

 

¿Qué falta para consolidarte?
“Primero debo mejorar mucho, seguir trabajando con humildad, aprender muchas de las cualidades que tienen mis compañeros Felipe y Jaime, para estar preparado el día en que el técnico requiera de mí”.

 

¿Les falta oportunidades a los porteros?
“Creo que las oportunidades se presentan solas, nunca sabes cuándo te va a tocar, por lo que debes estar siempre preparado”.

 

¿Cuáles son tus objetivos?
“Son muy claros, mejorar día a día, seguir trabajando como lo he hecho hasta ahora, ir adquiriendo más herramientas que me serán útiles en la cancha, no solo en el ámbito del juego, sino también en el compañerismo y en mi desempeño personal”.

 

¿Cuál es la motivación para seguir viajando todos los días?
“Quiero cumplir mi sueño, ser titular y consolidarme como arquero de Rangers”.

 

 

 

Volver

Comentarios