Miércoles, 15 de Agosto de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Viajará por dos meses

Francisco Bravo perfeccionará su tenis en destacada Academia de Estados Unidos

El deportista talquino es la apuesta local, al tener tremendas condiciones, gracias a su juego ofensivo y potente, muy parecido a Fernando González. Con sus escasos 12 años tendrá otra vez una oportunidad de estas características

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 07 de Agosto 2018

Una experiencia única tuvo en 2017 el tenista talquino, Francisco Tomás Bravo Gutiérrez, cuando estuvo un mes en la Academia John Newcombe, Texas, Estados Unidos para poder perfeccionar su tenis aprendido en el Club de tenis Talca, bajo el alero de Enrique Seckel, formador por excelencia.
Como esa estadía en Norteamérica fue muy provechosa, la repetirá nuevamente este 2018, al conseguir una media beca para poder ser parte de esta nueva pasada por suelo estadounidense.
Tendrá la posibilidad de asistir y de manera personal, pues en esta ocasión no viajará con su entrenador, lo hará en solitario. Es decir, será una prueba de fuego, al tener que llevar, por cerca de dos meses, una vida de tenista, entrenando con futuros proyectos tenísticos y destacados técnicos, además de recibir charlas de otroras tenistas del circuito ATP.


Con sus escasos 12 años está dentro de los mejores jugadores de Chile, aunque está más dedicado a mejorar sus falencias y fortalecer sus potencialidades para seguir ese camino, antes que privilegiar las competencias juniors, así que, junto a su técnico, busca una identidad tenística y mecanizar su juego.
Es un jugador agresivo, que pega, es potente, con un juego característico y que se asemeja a Fernando González.

 

ÍNTEGRO
Para que sea un tenista íntegro le sirve el hecho de viajar a Estados Unidos para jugar en canchas rápidas. Por ejemplo, el saque y red, el juego de ataque, con puntos cortos, ya que hoy el deporte es muy mental y físico.


“Espero llegar (desde Estados Unidos) mucho mejor del nivel que estoy jugando acá. Voy a perfeccionarme, a jugar partidos, que es muy importante. Entrenaremos todo el día y también seré parte de algunos torneos. Voy con la expectativa que para el siguiente viaje sea más que una media beca, para poder tener la posibilidad de ir nuevamente”, comentó el tenista, que espera por patrocinios para poder ser parte de diferentes eventos, ya que cada viaje son recursos, los que no los tiene.
“Ojalá pueda cumplir mis sueños, pero para eso igual necesito de apoyo de las empresas privadas y de las autoridades, con la idea de dejar en alto el nombre de Talca y el Maule”, agregó, considerando que, para estar en la elite, necesita de experiencia en el extranjero.
Por otra parte, agradeció a “toda la gente que me apoya, como Antonio Carreño de Full Tenis, representante de la marca Tecnifibre y al Club de Tenis Talca, al sumarse a este proyecto”.

 

APUESTA
Es la gran apuesta talquina y maulina, al tener el tenis para poder llegar arriba. De hecho, desde este año está con exámenes libres para poder enfocarse de lleno a los entrenamientos diarios, durante cinco horas, dos en la mañana y tres horas en la tarde con partidos y escuelas de tenis. Es un sacrificio que está realizando este deportista, al ser metódico y al entregarle todo su tiempo a la disciplina, armando una base también con un staff de trabajo.
Las canchas del Club de Tenis Talca son como su casa, al estar gran parte de su vida en este recinto, que espera proyectar a un nuevo campeón, esos que son pocos. Es un tremendo proyecto, y así lo dejó de manifiesto su estratega Enrique Seckel.
“Según mi experiencia y lo que he visto en el tenis en mi vida, él es un jugador que escucha y más sacrificado del común de la gente. Con esas dos características puedes hacer a un campeón”, puntualizó el destacado formador de tenistas, que está radicado de nuevo en su natal Talca.
La vida de un deportista es así. En el caso de Francisco Bravo más que enfocarse en el ránking nacional estará atento a experiencias internacionales, donde irá buscando su mejor tenis para llegar a los 15 o 16 años a una carrera profesional.

 

Volver

Comentarios