Viernes, 21 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Tras su sanción de tres años

Harold Mayne-Nicholls recurre al TAS

El Tribunal de Arbitraje Deportivo confirmó ayer que el ex presidente de la federación chilena presentó un recurso en el que solicita la suspensión del castigo que le impuso la FIFA por incumplir el Código Ético

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 03 de Marzo 2017

El chileno Harold Mayne-Nicholls, presidente de la comisión de la FIFA que evaluó las candidaturas a los mundiales de 2018 y 2022, presentó recurso ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) contra la sanción que le impuso la federación internacional por incumplir el Código Ético.

El TAS confirmó ayer la presentación del recurso del ex presidente de la federación chilena, en el que solicita la suspensión de la sanción de tres años que cumple, aunque inicialmente fue castigado durante siete años, y la anulación de la misma forma cautelar mientras el tribunal se pronuncia definitivamente sobre su caso.

Presidente de la Federación Chilena de fútbol entre 2007 y 2011 y en 2010 de la comisión de la FIFA que evaluó las candidaturas a los Mundiales 2018 y 2022, concedidos a Rusia y Catar, respectivamente, Mayne-Nicholls fue sancionado por el Comité de Ética de la FIFA a principios de julio de 2015 durante siete años por incumplir el Código de Ética de esta.

 

REGLAS

Según la FIFA, Harold Mayne-Nicholls, infringió los artículos 13 (Reglas generales de conducta), 15 (Lealtad), 19 (Conflicto de intereses) y 20 (Aceptación y ofrecimiento de obsequios y otros beneficios) al pedir “favores personales para familiares cuando presidía la comisión de evaluación sin actuar en interés de FIFA”.

El 22 de abril del año pasado la Comisión de Apelación de la FIFA estimó en parte su recurso y redujo de siete a tres años el período de sanción. Tras esperar desde entonces hasta ahora para tener los fundamentos del fallo de Apelación y poder presentar recurso ante el TAS, el chileno acude a la última instancia deportiva para intentar anular una sanción que considera “improcedente”.

 

LA MANO

En declaraciones a la Agencia EFE, tras la primera sanción de la FIFA, Mayne Nicholls explicó que cuando conoció la Academia Aspire de Doha habló con sus responsables sobre la opción de que su hijo y su sobrino se formaran en ella durante una temporada, junto a su cuñado, tenista, hechos que “nunca se concretaron”, como acredita un documento del centro que presentó ante la FIFA cuando tuvo lugar la audiencia de su caso.

“Salí con la sensación de que no había mucha objetividad. El período entre la audiencia, que fue el viernes previo a la final de la Copa América, hasta el lunes siguiente que me dieron la resolución me hizo pensar que no juzgaron el tema con atención. No tenían gran importancia mis respuestas, era un trámite, no tuve sensación de real imparcialidad”, señaló el directivo nacional.

Volver

Comentarios