Miércoles, 14 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Nuevamente en la cúspide

Linares es el “capo” del vóleibol en Chile

Familia Grimalt ha sido clave en el desarrollo de esta disciplina en el Maule sur. “Rayados albirrojos” consiguieron la séptima corona de la liga profesional. Pese al escaso apoyo y lo corto del plantel, este deporte demostró que es el más exitoso en la historia de la Villa San Ambrosio

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 21 de Diciembre 2016

“Los rayados albirrojos” lo hicieron de nuevo. Durante el fin de semana, el sexteto dirigido por Jaime Grimalt consiguió el séptimo título nacional del vóleibol profesional para la ciudad de Linares y la Región del Maule.

Un campeonato distinto, con sinsabores y matices que lo hicieron especial, principalmente por la baja cobertura periodística, lo corto del equipo y el nulo apoyo que recibe el equipo cuando juega de local en la Villa de San Ambrosio, ya que los duelos de los linarenses se juegan prácticamente en familia, pese a la tradición voleibolística de la comuna.

Pese a lo anterior y las dificultades, el vóleibol demostró nuevamente que es el deporte más exitoso en la historia de Linares. El dirigente Patricio Valdivieso también ha sido pieza vital en todo este proceso de éxitos, abrazos y títulos. “Estamos muy felices, realmente demostramos que somos los mejores. Nuestros jugadores fueron de menos a más y al final conseguimos un campeonato jugando a gran nivel”, consignó el dirigente.

“Los rayados albirrojos” conjugan experiencia, juventud y apoyo extranjero. En el equipo hay varios jugadores locales y seleccionados nacionales, por eso el elenco linarense nuevamente respondió a su condición de favorito.

 

COMPLEJA

Lamentablemente, las finales del vóleibol profesional se juegan en Santiago, lo que merma la presencia de la afición local. Fevochi tiene compromisos televisivos que hacen prácticamente inviable disputar los duelos en Linares. Además, la liga es acotada en materia de clubes en comparación con el fútbol.

Para llegar a la final, los maulinos debieron vencer al representativo de “San Agustín” de Quillota. El duelo fue un trámite, ya que el marcador terminó 3-0 con parciales de 25-17, 25-18 y 25-16. En tanto, “Thomas Morus“ derrotó 25-21, 25-20 y 25-22 a “Doñihue” de San Bernardo.

En el rectángulo los dos mejores equipos de la competencia. “Thomas Morus” demostró enorme capacidad y talento. En un vibrante primer set se impuso a la escuadra linarense por 25-23. Grimalt golpeó la mesa, dándoles un envión anímico importante a sus dirigidos y estos reaccionaron ganando el segundo set 25-19. En el tercer parcial se consolidó el repunte y los albirrojos ganaron 25-17. A pesar de lo anterior, Thomas Morus reaccionó y ganó el cuarto set 25-17.

De esta forma, la liga se debió definir en el quinto set o tie break. Aquí surgió la categoría del campeón que vio a un adversario nervioso y ansioso. Al final, Linares sumó su séptimo título y abrochó el set 15-12, desatando la alegría de la barra linarense.

 

FELICES

Los jugadores reaccionaron felices a este nuevo título. “Este es un campeonato para Linares y para quienes siempre nos acompañan y apoyan. Fue una tarea difícil. Este año el equipo fue de menos a más y al final conseguimos este séptimo campeonato. Se lo dedicamos a Linares”, dijo el gran Esteban Grimalt.

El entrenador Jaime Grimalt valoró el esfuerzo, la dedicación y el trabajo tanto individual como colectivo de sus jugadores. “Demostraron gran categoría y reaccionaron en los momentos clave. Es una copa para Linares”, sentenció.

Volver

Comentarios