Sábado, 25 de Mayo de 2019
Disputará la definición este fin de semana ante Thomas Morus

Linares irá por su octava corona en la Liga Nacional de Vóleibol

Los albirrojos, que han venido haciendo de local en el Gimnasio Nasim Nome todo el campeonato, deberán enfrentar las dos finales, por mandato de la Federación, en el Centro de Entrenamiento Olímpico, en la comuna de Nuñoa, Santiago

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 11 de Diciembre 2018

Por su octava corona de la Liga Profesional de Vóleibol irá este fin de semana Deportivo Linares, ya que tendrá que viajar hasta Santiago para enfrentar a Thomas Morus.
El cuadro maulino, que este fin de semana se ganó en cancha su posibilidad de disputar una nueva final en la historia, tendrá que jugar ambos compromisos en la capital, según lo estipulado por la federación de vóleibol, pese a que toda la campaña la hizo en el Gimnasio Nasim Nome, cuando le correspondía jugar de local.


De hecho, desde la dirigencia de la Asociación de Vóleibol de Linares hicieron un duro análisis contra la Federación de Voleibol. Fue el presidente de la colectividad, Patricio Valdivieso, quien se refirió a las irregularidades.


“Encuentro impresentable e injusto que Linares pague las consecuencias del mal manejo de la Federación, pero las cosas están hechas de esta forma, no podemos hacer nada, esta es una vil mafia. Nosotros deberíamos jugar la final en casa, pero, en fin. Prima la televisión y todas esas cosas, cuando nosotros las podríamos hacer igual o mejores acá. En Linares tenemos público, allá no, pero siempre ha sido todo en desmedro de Linares, y si llegamos a ser campeones, será mucho más rico ese triunfo”, sentenció.
En ese sentido, Jaime Grimalt, entrenador de los albirrojos, aseguró: “Tenemos un grupo entrenando en Linares, también otro grupo que entrena en Santiago, por lo que vamos a llegar con todo. Es una lástima que la final se juegue en Santiago, porque Linares tiene mucho más ambiente que allá, pero no tengo dudas que igual nos acompañarán en la final”.

 

PASO
Para conseguir el paso a la final, el cuadro linarense derrotó este fin de semana a Excelsior, por parciales de 3-0 y 3-0, los días sábado y domingo. En el duelo jugado en el Gimnasio linarense, los albirrojos lo ganaron 25-10, 25-19 y 25-20. Por su parte, en el partido de vuelta, los maulinos también consiguieron un triunfo, luego de ganar 25-23, 25-19 y 25-20.
Con esto, los dirigidos por Grimalt siguieron demostrando que han tenido una campaña única, ya que no han perdido ningún encuentro y son los invictos en la liga, por lo que siguen con el objetivo de conseguir la octava copa, y convertirse nuevamente en el mejor equipo de vóleibol de Chile. “Uno de los objetivos que teníamos para este año, está cumplido, que era estar en la final, así que estamos conformes con eso. El partido de vuelta lo ganamos con cierta tranquilidad, pero no jugamos nuestro juego, no pudimos desenvolvernos como queríamos, así que tenemos que entrenar y preparar mejor la final, para bajar los errores y no dar ventaja, ya que queremos llevarnos ese octavo título de vuelta a casa en Linares”, puntualizó Esteban Grimalt, jugador de los maulinos.

 

APORTE
Uno de los aportes importantes en el equipo linarense ha sido sin duda el cubano Carlos Araujo, quien se ha posicionado como uno de los mejores extranjeros de la liga.
Consultado por lo que será la finalísima y también por lo que fue el paso a esta instancia, el jugador isleño, aseguró: “Estamos preparados, muy bien físicamente, y tenemos el nivel necesario para enfrentar la final. Hubo algunas dificultades en los partidos del fin de semana, pero supimos hacerlo bien y pudimos dejar el marcador 3 a 0”.


No solamente el buen nivel de los extranjeros y de los jugadores más avezados han contribuido a ganar partidos, sino que también han servido para que los más pequeños vayan agarrando confianza en la cancha. Este fin de semana, Jaime Grimalt, entrenador de los linarenses, hizo debutar a Rafael Fuentes con tan solo 15 años. “Entré en el tercer set, estaba nervioso, pero a medida que iba avanzando el juego me fui tranquilizando. Me sentí muy cómodo dentro del partido, porque llevamos mucho tiempo jugando y entrenando juntos, así que ahí pensé que era algo habitual”, aseguró el menor.


Los albirrojos de Linares deben enfrentarse a Thomas Morus en la final de la Liga Profesional de Vóleibol este sábado y domingo en el Centro de Entrenamiento Olímpico en la comuna de Ñuñoa, en horario por definir.

Volver