Jueves, 13 de Diciembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Rendimiento deportivo y asistencia de público

Los números no mienten

Nunca en la historia los rojinegros habían tenido un arranque tan negativo en la primera “B” del fútbol chileno. Además, desde 1996, que la asistencia de público en el estadio Fiscal no era tan baja, considerando los torneos oficiales de primera y segunda división. Hinchas dan su apreciación de la situación.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 29 de Agosto 2017

El actual momento de Rangers de Talca ha llegado a ribetes históricos. El mal arranque en lo deportivo, la baja asistencia de público y el alejamiento del club con la gente, tienen   al equipo talquino en uno de los peores momentos de su historia. Terminada la quinta fecha, los talquinos registran dos unidades, de 15 posibles, luego de 3 derrotas y dos empates.

 

CAMPAÑA

Es por esto que los rojinegros registran el peor arranque de torneo en la segunda categoría del fútbol chileno, de su historia. En las anteriores 20 temporadas, en las que Rangers ha estado en la categoría “B”, nunca un comienzo de campeonato había sido peor. Las campañas que se asemejan a la actual, son las de 1990 y del año 2000, en donde los talquinos sumaron 5 unidades en la misma cantidad de partidos.

Inclusive, en uno de los denominados peores equipos del cuadro Piducano, como lo fue el de 1991 el que estuvo a sólo minutos de descender a tercera división, la campaña en las primeras 5 fechas, tenían a los rojinegros con 10 unidades.

De estos números se desprende el cuestionamiento de la hinchada talquina, quien en su historia no ha estado acostumbrada a ver este tipo de campañas en la división. El cuestionamiento está dado además, en  que la conformación del plantel por parte de los dirigentes no ha sido buena en los años que están en Rangers y sobre todo, no se ha cumplido el objetivo que fue en su momento subir de categoría.

 

PÚBLICO

Pero el problema de la entidad rojinegra no termina ahí. La baja asistencia de público ha sido un factor a considerar en los dos partidos jugados de local, en este Torneo de Transición. Ante San Felipe   un poco más de mil personas presenciaron el partido en el reducto de la avenida Bernardo O’Higgins, mientras que al de este fin de semana solo asistieron 703 espectadores. Cantidad muy menor a lo que estaba acostumbrado el equipo talquino, que en los últimos años promedió cerca de 2 mil espectadores por partido.

De hecho, hay que remontarse al 23 de noviembre del año 1996 para encontrar una situación similar. En el partido que Rangers derrotó por 4 a 0 a Deportes Santa Cruz, llegaron hasta el estadio Fiscal de Talca 667 espectadores. Es decir, hace 19 años que en una competencia oficial de primera división o de primera “B”, el estadio talquino recibía a tan pocos simpatizantes.

Si bien en Copa Chile y en partidos oficiales jugados en Linares, San Javier y hasta Curicó, existieron números menores, la situación normal en los compromisos jugados en Talca había sido, hasta ayer, distinta.

 

IDENTIDAD

La lejanía de la institución, con los propios hinchas e inclusive la ciudad es otro de los cuestionamientos de los propios rangerinos. Inclusive ello incentivó a un grupo de hinchas rangerinos a crear una agrupación.  Se trata del Club Social y Deportivo Los Rojinegros, que “nace por la pérdida de identidad que hemos visto. La pérdida de contacto de la dirigencia, los jugadores con la gente, con la ciudadanía, con la historia. Nosotros queremos rescatar lo social. Ya los niños no se identifican con Rangers, porque ya no les interesa el club porque no hay incentivos”, según explica su presidente, Luis Rojas Sepúlveda.

En relación a lo institucional, el propio hincha, quien en conjunto con la agrupación organizó una exposición de fotos y camisetas en la pasada versión del “chancho muerto” afirmó que ve a la institución de Rangers “alejada de la ciudadanía, en relación a lo que tenía en su momento el club con la gente. Veía ese compartir, la necesidad de la gente de ir a ver al equipo, de compartir con los jugadores, de ir a los entrenamientos y ya no existe el mínimo interés”.

 

OPINIÓN

“El club como tal ya no nos identifica, desde que llegaron los Pini, hasta ahora, en vez de acercar a la gente se fue alejando. No hay un equipo con identidad y amor por la camiseta, los precios de las entradas son muy caros y el espectáculo es malo. En Rangers ya no hay una familia y no te valoran como hincha”, afirma Carolina Bernal, ex presidenta de la barra Marcos Rojas Cancino.

Mientras que María Teresa Quijada, emblemática hincha de Rangers, asegura que “siempre ha habido esos 2 mil hinchas fieles que van independiente de la campaña. Lo del domingo, quizás pasó por las condiciones climáticas, porque el partido iba para la TV y también por la posición de Rangers”.  

Pedro Pablo Herrera

 

Volver

Comentarios