Viernes, 21 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
El Quijote domó a Los Leones

McCombs metió la mano en el último segundo

El pívot estadounidense le dio un agónico triunfo a Municipal Español cuando estaba todo dado para que la visita terminara abrazándose. Los del río Claro quedaron a un partido para llegar a la gran final de la Liga Nacional de Básquetbol

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 27 de Marzo 2017

Los Leones solamente necesitaban quemar los 24 segundos para quedarse con la victoria. Pero el estadounidense Bowdry quiso liquidar el pleito. Se cortó hacia el vidrio y falló en su intento. La pelota la recuperó Municipal Español y se fue con todo a campo enemigo.

Mientras el reloj avanzaba de prisa, Samuel Bravo recibió una asistencia y, de manera incomoda, buscó un lanzamiento en pleno corazón de zona pintada, pero la naranja no entró. El rebote fue  capturado por Dwight McCombs quien, al borde de la chicharra, colocó una mano para darle la victoria (93-92) a los dueños de casa.

Así, los talquinos se colocaron arriba (3-1) en la serie final de la Conferencia Centro y quedaron a un juego de firmar boletos a la finalísima de la Liga Nacional de Básquetbol.

 

PASADA

En la cuarta brega de la serie, que se lleva a efecto a un máximo de siete partidos, hubo una figura excluyente. Ese fue el talquino Pablo Barraza, quien mantuvo con vida a los españoles, especialmente en el tercer cuarto.

En ese lapso, el killer hizo de las suyas desde el perímetro exterior. Estaba prendido, y así lo sintieron Los Leones, que no encontraron la fórmula para neutralizarlo. El del barrio sur poniente terminó su faena con importantes números. Se cuadró con 5 triples de 7 intentos, firmando un 71 por ciento de efectividad. Mientras que en los tiros de campo lanzó 6 y anotó 5, abrochando un 83% de efectividad. Además, atrapó 8 rebotes y su huella quedó grabada con 26 positivos, algo que no estaba en los cálculos de la gente de la región de Valparaíso.

 

ESTACIÓN

Municipal Español de Talca fue mucho más que su rival en los momentos más encendidos ante el  inexplicable tratamiento del partido de Los Leones. Cuando concentraron su juego en la pintura enemiga, les dio  excelentes dividendos y debían seguir en esa tónica. No obstante, el banco decidió cambiar la ofensiva al perímetro exterior, lo que no funcionó en los instantes que el francotirador Evandro Ateaga estaba controlado, y ya no era el mismo de las dos primeras mangas.

Solo algunos arrestos individuales, entre ellos de Eduardo Marechal, maquillaron un poco la faena del elenco de Quilpué, que quedó al borde de la cornisa. En cambio, los del río Claro fueron más  ordenados y, además, alternaron las posiciones de ataque.

Si se debe buscar una figura en esta serie contra los Felinos, no hay duda. Ese fue el equipo, que ha sabido levantarse  en los momentos más complicados. Y así lo ha entendido la hinchada, que anoche  repletó, una vez más, el pabellón del barrio sureño. Entrar en análisis técnicos más  profundos estaría de más, pero lo que merece ser destacado es el amor por la camiseta del Quijote, que ha demostrado cada uno de los integrantes del plantel.

Volver

Comentarios