Viernes, 17 de Agosto de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Copa Confederaciones

No hubo luz roja para los futbolistas

Según el máximo organismo futbolístico mundial, en la competencia que tuvo lugar en Rusia, se llevó a cabo la mayor campaña antidopaje de la historia del torneo, que incluyó la toma de muestras de sangre y orina

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 25 de Julio 2017

La FIFA ha informado ayer de que todos los análisis de los controles de dopaje realizados con motivo de la celebración de la Copa Confederaciones 2017, que tuvo lugar en Rusia, han dado resultado negativo.

Según el máximo organismo futbolístico mundial, en la Copa Confederaciones se “llevó a cabo la mayor campaña antidopaje de la historia del torneo, que incluyó la toma de muestras de sangre y orina antes y durante la competición”.

“Todos los participantes tuvieron que someterse a controles efectuados sin previo aviso, que incluyeron análisis de sangre y orina. Además, los oficiales de la FIFA controlaron a dos futbolistas de cada selección al final de cada uno de los 16 partidos disputados”, se indica.

El comunicado señala, durante la Copa Confederaciones se realizaron un total de 379 pruebas, que “motivaron la toma de 854 muestras (362 de orina, 248 de suero y 244 de sangre)”.

Agrega que “en algunos casos, la FIFA colaboró con las confederaciones y las organizaciones nacionales antidopaje para efectuar los controles previos a la competición. La FIFA se encargó de efectuar 239 pruebas, 175 fuera de la competición y 64 durante la competición”.

Los análisis de las muestras se realizaron en entidades acreditadas por la AMA, teniendo lugar la mayor parte en el laboratorio de Lausana (Suiza).

 

OSCURO

La selección de México, por  otra parte, quedó eliminada de la decimocuarta edición de la Copa Oro al perder en semifinales 0-1 frente a la de Jamaica ante un invitado especial y de honor como fue el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, que pudo escuchar de nuevo con total nitidez el polémico grito de “Eeeh pu...”.

El grito, catalogado como homofóbico por el máximo organismo del fútbol mundial, volvió a aparecer, esta vez en las gradas del Rose Bowl, de Pasadena.  Todo el esfuerzo de promoción realizado por los organizadores de la Copa Oro de la Concacaf para argumentar la necesidad de que desaparezca de los campos de fútbol de México y en los de Estados Unidos, donde juega la selección Tricolor, hasta el momento no ha tenido el resultado esperado.

Las constantes propagandas y mensajes que se han dado durante la Copa Oro para que se evite el grito, a la afición mexicana le importó poco y gritó tan fuerte como pudo, como es habitual en cualquier juego del Tri.

Infantino fue uno de los invitados de honor al partido entre México y Jamaica en Pasadena, que dejó la gran sorpresa y la mayor frustración en los directivos de la Concacaf.

 

LA MANO

El máximo dirigente de la FIFA escuchó en numerosas ocasiones el grito de la afición cada vez que el portero de Jamaica, Andre Blake, despejó el balón desde su arco con saque de meta o de un tiro libre directo.

La FIFA, desde el 2014, ha impuesto multas constantes a la Federación Mexicana de Fútbol, debido, precisamente, al grito que continuamente se presenta en los estadios en los que juega el Tri.

El único caso en el que se controló casi en su mayoría, fue en la pasada Copa Confederaciones de Rusia, luego de que existiera la advertencia de que a quien se detectara gritando, podría ser expulsado del estadio e incluso, igualmente causaría una multa a la Federación Mexicana de Fútbol.

La nueva demostración de falta de rectificación por parte de los aficionados mexicanos en cuanto a su polémico grito, que lo expresaron con más fuerzas que nunca ante el mismísimo presidente de la FIFA, puede obligar de una vez por todas al máximo organismo del fútbol mundial a imponer sanciones graves a la selección de México, que le podrían costar la participación en competiciones internacionales.

Volver

Comentarios